El peso mexicano cerró la jornada con una pérdida de 10.85 centavos. El tipo de cambio terminó las operaciones de hoy en el nivel de 19.8290 unidades, con datos del Banco de México (Banxico). La moneda local retrocedió ante un dólar fortalecido como consecuencia de un sentimiento de aversión al riesgo en los mercados.

Contra su registro previo de 19.7205 unidades, con datos del banco central, el movimiento en la cotización equivalió a un retroceso de 0.55 por ciento. El par de divisas se movió en un rango amplio de 12 centavos entre un máximo de 19.8450 unidades por dólar y un registro mínimo de 19.7218 unidades por billete verde. 

Entre los factores que elevaron la aversión a los activos de riesgo destacaron el proceso de impeachment (juicio político) que puede iniciar contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. También un registro débil en las manufacturas estadounidenses y los titubeos en las negociaciones comerciales entre China y Estados Unidos.

"Los mercados de América Latina operaron a la baja después de otra dosis de aversión al riesgo. Las divisas de la región siguen presionadas por un dólar fuerte", dijo Alfonso Esparza, analista de OANDA, quien también destacó los temores a una demora en la ratificación del T-MEC en Estados Unidos, debido a su agitado contexto.

 

El Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de la divisa estadounidense contra una canasta de seis monedas de referencia, registró un movimiento de -0.23% al cierre de la sesión, con un nivel de 99.15 puntos, una posición de fortaleza. Temprano alcanzó un nivel de 99.67 puntos, su registro más alto desde mayo de 2017, hace 19 meses.

jose.rivera@eleconomista.mx