Petróleos Mexicanos (Pemex) rompió la racha de dos años consecutivos de utilidades en el primer trimestre del año al reportar una pérdida neta de 35,719 millones de pesos en el primer cuarto del 2019.

El año pasado, la estatal cerró el periodo de enero a marzo con una ganancia de 113,312 millones de pesos, la mayor por lo menos en la última década.

En 2017, se obtuvo también una utilidad en el mismo periodo, misma que se elevó a 87,941 millones de pesos, tras tres años consecutivos que sumaron pérdidas de 198,546 millones de pesos negativos. 

Con los resultados de este año, la petrolera estatal mexicana acumuló cuatro primeros cuartos del año con pérdidas netas, a pesar de que cuenta con un presupuesto de 464,601 millones, a los que se añaden 25,000 millones más por parte de la Secretaría de Energía para fortalecimiento de su patrimonio y 103,000 millones de pesos como parte del rescate de la empresa. 

Además, la producción de crudo de Pemex en este primer trimestre promedió 1.66 millones de barriles por día, con una caída de casi 12% respecto al mismo lapso del 2018.

La pérdida de explica parcialmente porque las ventas totales de la empresa se redujeron 10%, mientras la deuda financiera disminuyó un 0.9%, a 106,500 millones de dólares, debido a una apreciación del peso frente al dólar.

[email protected]

erp