Las reservas probadas de hidrocarburos de México bajaron casi un 7% hasta los 7,900 millones de barriles de petróleo crudo equivalente al 1 de enero, informó este viernes la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), en medio de dificultades de la estatal Pemex para mantener su ritmo de exploración e inversión.

En tanto, las reservas probadas de crudo bajaron alrededor de 6% a 6,100 millones de barriles, mientras que las de gas natural descendieron un 3% a 9.7 billones de pies cúbicos, precisó la CNH.

En México participan en labores de exploración, producción y comercialización petrolera empresas distintas a Pemex, pero la estatal sigue siendo el mayor operador del país.

erp