La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) dijo el miércoles que tuvo que compensar la caída en las exportaciones iraníes generada por las sanciones estadounidenses y redujo la previsión de la demanda de su crudo para el 2019, lo que destaca los desafíos que enfrenta para evitar un exceso de suministros pese a la reciente decisión de recortar el bombeo.

En un informe mensual, la OPEP dijo que la demanda de su crudo para el 2019 caería a 31.44 millones de bpd 100,000 bpd menos de lo previsto el mes pasado y 1.53 millones de bpd menos que su producción actual.

Preocupada por una caída en los precios del petróleo y el aumento de los suministros, la OPEP y productores aliados, entre ellos Rusia, acordaron la semana pasada volver a recortar el bombeo el próximo año. En resumen, el cártel se comprometió a reducir la producción en 1.2 millones de bpd, de los cuales la OPEP contribuirá recortando 800,000 bpd.

La OPEP espera que la demanda mundial de petróleo se desacelere el próximo año y ve poco apoyo del actual escenario económico.

“Las crecientes tensiones comerciales, el ajuste monetario y los desafíos geopolíticos están entre los problemas que inclinan los riesgos económicos incluso más a la baja en el 2019”, dijo la OPEP en el informe.

Cambio de giro en la política

La reducción de la oferta marcó un giro en 180 grados en la política del cártel después de que la alianza de productores, conocida como OPEP+, acordó en junio impulsar la producción, en medio de una fuerte presión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para provocar un descenso de los precios y cubrir un esperado déficit de las exportaciones iraníes.

La OPEP cambió de rumbo después de que los precios cayeron  desde el máximo de cuatro años alcanzado en octubre, de más de 86 dólares por barril, debido a preocupaciones de que la demanda se ha debilitado por una oferta adecuada.El referencial Brent subía el miércoles para negociar por encima de los 61 dólares el barril.

En otra señal del exceso de suministros, el informe de la OPEP  destacó que los inventarios de petróleo de las economías desarrolladas habían vuelto a subir en octubre por encima del promedio de cinco años.

Crudo, a la baja por comentarios de Irán pese a recortes

Los precios del crudo cayeron el miércoles tras reportes de que el ministro de Petróleo de Irán dijo que existen divisiones al interior de la OPEP, lo que llevó a los futuros a ceder los avances que lograron por los recortes a la producción del grupo y menores exportaciones de Libia.

El crudo recortó sus ganancias cerca del cierre de la sesión luego de reportes de que el ministro de Petróleo de Irán, Bijan Zanganeh, dijo a la televisión estatal que la OPEP no ha sido amistosa con su tercer mayor productor.

La OPEP acordó la semana pasada recortes a la producción sólo después de que Irán, cuyas exportaciones han sido mermadas por las sanciones de Estados Unidos desde comienzos de noviembre, aprobó el pacto.

El grupo dijo el miércoles que debió compensar una baja en las exportaciones de Irán. El presidente iraní, Hassan Rouhani, también dijo el martes en la televisión estatal que los envíos al extranjero han mejorado desde comienzos de noviembre.

Más temprano en la sesión los precios subieron impulsados por recortes a las exportaciones de Libia y las reducciones previstas al bombeo lideradas por la OPEP.

El Brent bajó 0.05 dólares, o 0.08%, a 60.15 dólares el barril. El West Texas Intermediate perdió 0.50 dólares, o 0.97%, a 51.15 dólares por barril.

Los precios han caído en un tercio desde comienzos de octubre, cuando tocaron un máximo en cuatro años sobre 87 dólares, y se encaminan a su mayor baja trimestral desde el período de octubre a diciembre del 2014.

El mercado también desestimó datos gubernamentales que mostraron que los inventarios de crudo en Estados Unidos cayeron 1.2 millones de barriles la semana pasada, un descenso mucho menor que los 10 millones de barriles reportados el martes.