En la jornada de este martes 4 de junio el precio del petróleo mexicano de exportación avanzó 60 centavos de dólar con relación a la cotización previa, para venderse en 57.14 dólares el barril, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

De acuerdo con Banco Base, las principales mezclas de petróleo cerraron la sesión recortando las pérdidas observadas durante las jornadas anteriores, debido al debilitamiento generalizado del dólar estadunidense y por la expectativa de menores tasas.

Explicó que el debilitamiento del dólar aumenta la demanda por materias primas, pues las hace más accesibles para inversionistas que tienen otras divisas, aunque la posibilidad de menores tasas de interés aumenta la demanda por materias primas.

Además el mercado desvió su atención de la expectativa de un debilitamiento económico global, causado por el aumento en las tensiones comerciales entre Estados Unidos con China y con México, y se enfocaron en la perspectiva de que la OPEP y sus aliados puedan continuar con su acuerdo hacia el cierre del año.

Lo anterior se dio ante los comentarios del ministro de Energía de Arabia Saudita, Khalid Al-Falih, quien manifestó que continuarán con sus esfuerzos para evitar un exceso de oferta para el resto de 2019.

El Brent subió 69 centavos, o un 1.1%, a 61.97 dólares por barril luego de retroceder más temprano a 60,21 dólares, su nivel más bajo desde el 29 de enero. El West Texas Intermediate (WTI) avanzó 23 centavos, o un 0.4%, a 53.48 dólares por barril.