El petróleo mexicano de exportación retrocedió 70 centavos de dólar en relación con la sesión previa, para venderse en 60.88 dólares el barril, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

De acuerdo con Banco Base, al igual que la mayoría de los commodities industriales, el precio del petróleo cerró la sesión con pérdidas, pues el mercado teme que la economía global se desacelere aún más, disminuyendo la demanda por el hidrocarburo.

El nerviosismo en torno al crecimiento económico global se debe a que tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, a decir de la entidad financiera.

En la sesión el diferencial de la curva de rendimientos de los bonos del Tesoro a 10 años y los T-Bill a tres meses de Estados Unidos se amplió, lo que llevó a los participantes del mercado a esperar una mayor desaceleración en el crecimiento económico de Estados Unidos.