Al haber adoptado la nueva Norma Internacional de Información Financiera sobre arrendamiento (NIIF 16 o IFRS16, por su sigla en inglés), México se posiciona entre los países con los más altos estándares contables, comparándose con naciones desarrolladas como Francia, Inglaterra y Alemania.

El socio de Auditoría en Deloitte México, Omar Esquivel, aseguró que de no haberse apegado a esta nueva normatividad internacional de arrendamiento las empresas mexicanas “estarían un paso atrás” en temas de transparencia.

Añadió que no todos los países siguen está normatividad y el que las empresas mexicanas comiencen a reportar sus estados financieros bajo la NIIF 16 alcanzan un mayor nivel de cumplimiento, transparencia y comparabilidad, lo que las hace más atractivas a los inversionistas extranjeros.

“El que usemos estas nuevas normas internacionales da mayor confianza a cualquier inversionista extranjero porque las empresas obtienen reconocimiento mundial, porque son comparables con otros países y, por tanto, las conoce y entienden”, dijo el socio en Deloitte.

La NIIF 16 entró en vigor el 1 de enero del 2019 a nivel mundial, con lo que las empresas reflejarán contablemente todos los arrendamientos en su balance, a excepción de activos de corto plazo (menores de un año) y los de bajo costo como mobiliario y equipo de cómputo.

A partir del primer trimestre las empresas que cotizan en BMV reportarán estados financieros bajo la NIIF 16, con lo que no se prevé ni impacto fiscal, ni afectaciones en su valuación ni en costos.

Sin embargo, Esquivel explicó que las compañías que se verán impactadas con esta nueva forma de reportar son las de retail porque arrendan los locales comerciales, así como las aerolíneas que rentan gran parte de su flota de aviones y las del transporte.

El subdirector de Promoción y Emisoras de la BMV, Rafael Vázquez, aseguró que el 100% de las empresas en Bolsa ya hicieron esta adopción, por lo que a partir de este trimestre reflejarán los cambios en sus balances.

[email protected]