Los precios de los bonos del Tesoro operaron casi sin movimientos el martes, ya que los inversionistas mantuvieron sus posiciones, luego de que las palabras del vicepresidente de la Reserva Federal llevaron la atención del mercado hacia el dato de empleo de Estados Unidos que se conocerá el viernes.

Stanley Fischer expuso el martes que el mercado laboral de EU casi alcanza solidez plena. Destacó además que el ritmo de incrementos de la tasa de interés dependerá de cómo se comporte la economía.

Los operadores empiezan a creer que es posible que los costos del crédito suban este año, quizás en septiembre mismo, dijo Ninh Chung, jefe de estrategia de inversión y gestión de cartera de SVB Asset Management en San Francisco.

Los precios de las notas del Tesoro a 10 años cayeron 1/32 en precio, rindiendo a 1.57 por ciento. Los papeles a dos años transitaron cerca de sus niveles del lunes, con un retorno de 0.80 por ciento.