Ante el auge que han tenido las compañías de tecnología, especialmente las que se dedican a realizar actividades de comercio electrónico, bajo el contexto de la pandemia del coronavirus, Mercado Libre anunció el cierre de su oferta pública de bonos en dos tramos que suman 1,100 millones de dólares.

Los recursos obtenidos serán utilizados por la empresa tanto para consolidar su estrategia de sustentabilidad, así como para mejorar su perfil de endeudamiento.

En entrevista, directivos de la plataforma de comercio electrónico de origen argentino, que tiene presencia en 18 países de América Latina, detallaron que la primera parte de la oferta pública, denominada en de bonos sustentables, fue por 400 millones de dólares, con una tasa de interés de 2.375% con vencimiento en el 2026.

Por su parte, el segundo tramo fue por un monto de 700 millones de dólares a una tasa de interés de 3.125% y con vencimiento en el 2031.

Según la estrategia de la compañía, los bonos sustentables por 400 millones de dólares servirán para financiar o refinanciar proyectos de impacto ambiental y social en América Latina.

El otro tramo por 700 millones de dólares servirá para la recompra de hasta la mitad del monto de capital pendiente de un bono senior con vencimiento en el 2028.

“La compañía no hizo una emisión como una necesidad de financiamiento sino como una organización de su financiamiento. Mercado Libre venía de una fuente de financiamiento con acciones y con bonos convertibles… pero en esta etapa , se buscó hacer un remanejo de su estructura de deuda, disminuyendo la deuda convertible y pasándonos al mercado de deuda convencional”, detalló Nemesio Lozano, director senior de Tesorería de la empresa.

Para Andre Chaves, vicepresidente senior de Mercado Libre, la emisión, que se realizó principalmente en el mercado de Estados Unidos con la participación de fondos europeos, es muestra de que los inversionistas son atraídos por las empresas de tecnología.

Oportunidades

“El mercado está muy abierto a empresas de tecnología, nosotros somos más percibidos como una empresa de tecnología, por nuestro aspecto de market place, y por nuestra fintech, entonces, ahí, hemos observado mucha demanda”, detalló Chaves.

El directivo indicó que durante el año pasado la plataforma presentó crecimientos de tres dígitos en todos sus indicadores.

Chaves comentó que la parte de bonos verdes tendrá tres vertientes: préstamos para pymes en la región por medio de su plataforma; para la ampliación de su flotilla de autos eléctricos, que actualmente es de 70 vehículos y 15 de ellos están en México; así como para proyectos de impacto ambiental.

“Con el cierre de las tiendas físicas, las personas empezaron a confiar más en el comercio electrónico, esto adelantó nuestro plan de negocio un par de años y también adelantó los planes de rentabilidad…esto permitió adelantarnos en los planes de inversión en logística y crédito”, acotó el directivo de Mercado Libre.

Respecto al financiamiento para pymes en la región de América Latina, el directivo indicó que dichos créditos se realizarán mediante la modalidad de préstamos de la plataforma, denominada Mercado Crédito y México será una pieza importante para la derrama de recursos, pues actualmente el país representa 20% del negocio global de la empresa.

“Hay una demanda muy grande por crédito en la región, de pymes que no tienen acceso al mercado tradicional. La ventaja de Mercado Libre es la combinación de tener acceso a las pymes pero también ser una empresa con un ADN tecnológico”, concluyó Andre Chaves.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx