La alta volatilidad que hay en los mercados financieros no le ha dado tregua a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), al grado de que actualmente se percibe mucha cautela entre los inversionistas, además de que las condiciones de financiamiento se han endurecido, indicó Pedro Zorrilla Velasco.

El director general adjunto de la BMV refirió que a pesar de ello el mercado bursátil local es lo suficientemente sólido para retomar el crecimiento una vez que ceda la volatilidad.

La volatilidad que hemos vivido en lo que va del 2014 es una situación que va más allá del país, lo que ha motivado una actitud cautelosa de los inversionistas sobre todo a mediano plazo , dijo.

Zorrilla explicó que las causas de preocupación son el menor crecimiento económico de China, los movimientos de la política monetaria de Estados Unidos y más recientemente la crisis entre Ucrania y Rusia.

El tono general es la búsqueda de activos de bajo riesgo y México, en la medida en que es un país emergente, ha sido uno de los activos que llama a la cautela, ya que no ha podido abstraerse o diferenciarse de la lógica fly to quality, esto es la movilización de capitales hacia países desarrollados, comentó el directivo.

En este contexto, reconoció que los inversionistas se han vuelto más cautelosos para emplear capitales, lo que ha endurecido las condiciones de financiamiento.

La ventana de financiamiento se ha cerrado temporalmente en las operaciones de capital y se ha vuelto más selectivo en lo relativo a deuda , comentó el funcionario, quien recordó que, ante el actual estado de cosas existen dos empresas, VivaAerobús y Office Depot, que pospusieron su colocación en la BMV hasta nuevo aviso.

SERÁ TEMPORAL

En la ceremonia donde Exitus Capital colocó 200 millones de pesos en la BMV, Zorrilla insistió en que el nerviosismo será temporal, por lo que se manifestó optimista sobre el desempeño del mercado de valores a partir del segundo trimestre del año.

Como muestra de la confianza de los inversionistas por participar en México, Carlos Rahmane Sacal, director de Exitus Capital, destacó que esta firma es la primera Sociedad Financiera de Objeto Múltiple (Sofom) que bursatiliza su cartera en la BMV, para apoyar al segmento de pequeñas y medianas empresas (pymes).

Informó que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) autorizó la emisión de certificados bursátiles por un monto de hasta 2,000 millones de pesos, de los cuales ya se hizo el primer movimiento por 200 millones de pesos.

Aseguró que estos recursos beneficiarán a un conjunto de entre 120 y 150 empresas, con montos de crédito de aproximadamente 3 y 5 millones de pesos, a un plazo promedio de 24 meses por cada acreditado.

Sacal informó que hacia finales del 2014 se podría realizar otra emisión de certificados por 300 o 400 millones de pesos y así realizar otras operaciones sucesivas hasta agotar el programa autorizado. Al final se espera financiar a 600 pymes.

[email protected]