Los ejecutivos de los bancos en Estados Unidos enfrentarán grandes expectativas de los inversionistas cuando reporten los resultados del primer trimestre a partir del viernes.

Las acciones de los bancos se han disparado 24% en lo que va del año, según mediciones del índice bancario KBW, en su escalada más pronunciada de todos los trimestres desde septiembre del 2009.

Los inversionistas quieren saber si deberían mantener sus apuestas de que la economía se fortalecerá y elevará los márgenes del crédito bancario y de las ganancias, o si deberían tomar sus utilidades y alejarse.

Los inversionistas están en el limbo , dijo Jack Ablin, jefe de Inversión de Harris Private Bank.

Pero no tendrán muchas pistas en las ganancias, que se espera sean turbias este trimestre y también confusas por causa de ítems contables. Los inversionistas podrían tener que depender de sus propias corazonadas para sortear las cifras conflictivas y comentarios de ejecutivos bancarios acerca del curso de la economía.

Chris Bingaman, gerente de cartera de Diamond Hill Capital Management en Columbus, Ohio, está entre los compradores. Bingaman, cuya firma gestiona 9,000 millones de dólares, dijo que últimamente él ha estado eligiendo acciones de Wells Fargo & Co., JPMorgan Chase & Co., U.S. Bancorp y PNC Financial Services Group Inc.

Los precios, comparados con los flujos esperados de efectivo futuro, siguen siendo atractivos, explicó.

Pero Bingaman dijo que los bancos están deficientes en cuanto a los ingresos porque los clientes siguen renuentes a endeudarse y los márgenes de ganancias están contenidos por las bajas tasas de interés.

Eso arruina el incremento de los ingresos en general , dijo Bingaman. Agregó que, por lo menos, quiere ver a los bancos reportar que sus márgenes de crédito han dejado de contraerse.

Los márgenes de interés neto de JPMorgan, por ejemplo, cayeron a 2.70 puntos porcentuales en el cuarto trimestre del 2011 desde los 2.88 puntos del año anterior y de los 3.33 puntos del 2009.

Pero, aún si la contracción se detuviera, deben pasar al menos otros tres a seis meses antes de que los márgenes de crédito aumenten efectivamente, dijo Chris Kotowski, analista en Oppenheimer.