Guillermo Babatz abrió en abril del 2013 una firma especializada en estructurar soluciones financieras. Lo hace, dijo, el expresidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores de manera personalizada.

“Diría que los socios atendemos de manera personal a los clientes y nos preciamos de que siempre velamos por los intereses de ellos antes que los nuestros, siempre van a escuchar la mejor recomendación, aunque eso no nos convenga y represente que perdamos una oportunidad de un contrato grande”, destacó en la entrevista.

El banco boutique del exfuncionario, que también fuera director general de la Sociedad Hipotecaria Federal, formalizará este año cuatro estructuraciones de instrumentos de inversión, ya sea certificados de capital de desarrollo (CKD) o fibras.

“El despacho es pequeño, se trabaja de la mano con los clientes y cuatro operaciones es una buena cifra para nosotros, además de todo el trabajo de asesoría en las empresas”, agregó el directivo de Atik Capital.

La firma que encabeza el directivo, que también es presidente del Consejo de Administración de Scotiabank México, ofrece servicios de compraventa de cartera, emisiones de deuda, CKD, fibras, estructuraciones, bursatilizaciones privadas y públicas, entre otros.

Gran mercado

El empresario comentó que a pesar de las altas tasas de interés que se pagan en el país, existe un gran mercado para la colocación de proyectos rentables, incluso con rendimientos superiores a la tasa de interés que pagan actualmente los bonos del gobierno.

“No veo en la tasa un obstáculo para impulsar proyectos productivos, que son atractivos y que pueden interesar a los grandes inversionistas”, explicó el directivo.

Cuestionado sobre el cambio de ley que se propone para que las afores puedan invertir directamente en empresas, el directivo comentó que sería positivo que pasara el cambio, ya que ayudaría a las empresas a presentar sus proyectos y a las administradoras de fondos les beneficiaría poder diversificar su portafolio e invertir en más y mejores proyectos.

Explicó que las administradoras están en un mercado competido y que existen proyectos grandes que podrían ser presentados a las afores más grandes del mercado, pero la mayoría de los proyectos en el país no es tan grande y tiene que salir con emisiones privadas y puede acercarse a los inversionistas más pequeños.

Guillermo Babatz, en su despacho, también trabaja en la implementación de proyectos verdes. El directivo agregó que buscan certificar a las empresas en ese rubro; sin embargo, se tiene el reto, ya que muchas empresas cuentan con proyectos a los que les faltan elementos para ser verdes.

“Hay sectores específicos por naturaleza, que tienen una cartera de proyectos verdes, pero creo que hacen falta muchos incentivos para invertir en ellos”, explicó.

Finalmente, Babatz aseguró que no cambiaría lo que aprendió siendo funcionario público.

[email protected]