Las acciones de la constructora Graña y Montero se hundían el martes en las bolsas de Lima y de Nueva York luego de que la procuraduría peruana presentó una denuncia penal contra la compañía y el expresidente de la firma por presunto delito de colusión en un caso vinculado a la brasileña Odebrecht.

Graña y Montero, la mayor constructora de Perú, fue socia minoritaria en la construcción de dos tramos de una carretera Interoceánica de Odebrecht, investigada por supuestamente pagar sobornos para ganar y ejecutar la obra pública.

La denuncia fue interpuesta el lunes a la fiscalía superior especializada en delitos de corrupción, e incluye a otras dos empresas constructoras y a sus respectivos representantes.

A las 10.20 hora local (1520 GMT), las acciones de Graña transado en la bolsa limeña se hundían un 12.5%, a 2.10 soles, mientras que sus ADR en Nueva York se derrumbaban un 10.95%, a 3.25 dólares.

La acción de la procuraduría es un revés para Graña y Montero tras el anuncio en la víspera de que sus acciones que cotizan en Nueva York serán incluidas desde junio en la categoría emergente del proveedor del índice MSCI.