La ganancia neta del español BBVA se redujo casi a la mitad en los primeros nueve meses del año debido al deterioro de la situación económica en España y a un aumento en las necesidades de provisiones para créditos morosos y activos inmobiliarios.

El banco español dijo el miércoles que en los nueve primeros meses del año experimentó una reducción del 47.3% en su ganancia neta hasta 1,656 millones de euros, tras aplicar fuertes provisiones a sus activos inmobiliarios con el fin de cumplir con las obligaciones regulatorias.

Los analistas esperaban un beneficio neto de 1,731 millones de euros, según un sondeo de Reuters.

El grupo dijo que ha completado dos tercios de las provisiones enmarcadas en los saneamientos impuestos por el Gobierno para limpiar el sector bancario del impacto de la crisis en el sector inmobiliario.

Para la recta final del año queda pendiente un cargo adicional de 1,568 millones de euros para sanear su inversión crediticia.

"El plan de BBVA para absorber en 2012 la totalidad del impacto en el mercado de la reforma financiera en España sigue su curso", indicó.

A septiembre, los saneamientos del riesgo inmobiliario totalizan 2.869 millones de euros, dijo BBVA.

El margen de intereses alcanzó los 11,220 millones de euros, tras subir un 16%, mientras que el margen neto (resultado antes de provisiones) subió un 16,1% a 9,000 millones de euros.

El consejero delegado de la entidad, Angel Cano, dijo en la presentación de las cifras que el banco cerrará 2012 con un margen neto superior a los 11,000 millones de euros.

Los analistas esperaban un margen de intereses 11,161 millones de euros y una ganancia antes de provisiones de 9,022 millones de euros.

En la bolsa, las acciones de BBVA subían un 0.76% a 6.370 euros mientras que el Ibex-35 ganaba un 0,68%.

"En la parte recurrente del negocio, las cifras han sido positivas", dijo Banesto Bolsa en una nota a sus clientes.

BBVA tuvo que hacer un esfuerzo adicional de saneamiento en el tercer trimestre al integrar la entidad española Unnim, debilitada por a crisis inmobiliaria.

Así, el saldo de los créditos morosos en España creció en 3,600 millones de euros, en buena parte por Unnim (1,800 millones de euros) y la tasa de morosidad subió en 85 puntos básicos al 5.25% en el mercado doméstico.

"En España, BBVA perdió dinero por segundo trimestre consecutivo debido a los relativamente elevados saneamiento", dijo Exane BNP Paribas.

RDS