Burger King Worldwide reportó un alza mayor a la esperada de 37% en su ganancia trimestral, ya que nuevos productos como el sándwich Big King y las papas fritas Satisfries impulsaron las ventas en América del Norte.

La cadena de comida rápida, famosa por sus hamburguesas Whopper, ha estado sumando llamativos productos a su menú -como papas fritas bajas en grasas- para tentar a los consumidores y alejarlos de rivales como McDonald’s y Wendy’s.

Burger King reportó un aumento de 1.7% en las ventas comparables para el cuarto trimestre del 2013.

Analistas habían pronosticado en promedio un incremento de 1.30%, según Consensus Metrix.

Las ventas de Burger King en los restaurantes establecidos en Estados Unidos y Canadá aumentaron 0.2%, revirtiendo la merma de 0.4% estimada en promedio por analistas.

La compañía dio a conocer un crecimiento fuerte en la región Asia-Pacífico, con un avance de las ventas comparables de 6.2%, liderado por la fortaleza en Australia y Corea del Sur.

La utilidad neta de Burger King subió a 66.8 millones de dólares en el cuarto trimestre, desde los 48.6 millones de dólares del año previo.

El ingreso total cayó 34% a 265.2 millones de dólares, frente a 270 millones previstos por analistas, fundamentalmente debido a la refranquicia neta de 360 restaurantes de la compañía en el 2013.

El director general de Burger King, Daniel Schwartz, destacó que 2013 fue un año importante para la compañía, ya que aumentó la presencia de la marca en el mundo y realizó progresos significativos en el logro de sus objetivos estratégicos a largo plazo.