Los aranceles en acero y aluminio podrían costarles a General Motors (GM) y Ford 1,000 millones de dólares a cada una, informó Goldman Sachs.

“Si el arancel propuesto de 25% sobre acero importado se traduce en una magnitud similar de aumento en los precios del acero, impactaría a cada empresa en aproximadamente 1,000 millones de dólares, representando 12% (para GM) y 7% (para Ford) de su utilidad operativa ajustada del 2017”, dijeron analistas de Goldman Sachs, a través de una nota.

Desde el 28 de febrero, previo al anuncio de posibles aranceles por parte de Estados Unidos, las acciones de GM han cedido 4.09% y las de Ford 0.24 por ciento.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, anunció la semana pasada planes para imponer aranceles de 25% sobre las importaciones de acero y de 10% sobre las importaciones de aluminio

Los precios más altos de acero y aluminio también reducirían los márgenes de ganancia para los fabricantes de maquinaria.

En esa industria, los analistas esperan que Terex y Oshkosh tengan menos poder de fijación de precios que Caterpillar y Deere.

“Nuestros analistas creen que la fuerza de distribución y la marca serán factores clave de diferenciación”, indicó el informe de Goldman Sachs.(Con información de CNBC y MarketWatch)


valores@eleconomista.mx