Banco Santander está haciendo una exhibición de fortaleza en su segundo intento en 14 sesiones de consolidarse por encima de la resistencia de los cinco euros por acción.

Si la primera tentativa duró un sólo día esta vez la ruptura se está produciendo con el apoyo de los grandes inversores institucionales.

BlackRock, Wellcome Trust, Bank New York Mellon, HSBC, Deutsche Bank, Manulife Financial y Fideuram han adquirido paquetes situados entre los 1.5 y los 10.5 millones de acciones desde que empezó el año.

Una gran ofensiva compradora que contrasta con las ventas testimoniales que ha recibido el valor en los últimos días y que le permiten cotizar durante cuatro sesiones consecutivas ya por encima de los 5 euros por acción. Las compras son la constante a pesar de que el valor acumula una subida de 60% desde los niveles más bajos del año 2016. El banco ha firmado un gran pleno alcista en las cinco primeras sesiones del año y el viernes firmó una sesión de menos a más en la que superó las realizaciones de beneficios iniciales y terminó con una ganancia de 0.56% hasta los 5.17 euros. Ahora, en un entorno de tranquilidad en los mercados (colocó la semana pasada 1,000 millones de euros en bonos a 10 años, con el fin de reforzar el ratio Tier 2 del capital de la entidad. La operación se cerró a un precio sobre midswap de 255 puntos básicos, un precio ligeramente inferior al previsto inicialmente, Santander intenta consolidarse en los niveles más altos desde el verano del 2015.

Barclays revisó al alza el precio objetivo del banco presidido por Ana Patricia Botín desde los 4.9 hasta los 5.3 euros por acción. Es el mismo precio estimado por Independent Research, que lo ha elevado desde los 4.6 euros anteriores y recomiendan mantener. En un nuevo escenario marcado por el aumento de los rendimientos de la deuda y de la inflación que eleva las expectativas de que el Banco Central Europeo (BCE) no prorrogue su programa de compra de deuda, el sector financiero ha empezado el año a toda velocidad en Bolsa. Y Santander se sitúa en el pelotón del sector con una subida de 4.4% en la primera semana del año.