Los dos fideicomisos de inversión en bienes raíces (fibras) del sector hotelero listados en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), siguen reflejando afectaciones por la pandemia, después de haber experimentado el cierre temporal de sus unidades el año pasado, aunque su desempeño en el mercado bursátil mantiene una tendencia más positiva.

FibraHotel, que tiene un portafolio de 86 hoteles bajo marcas como Fiesta Americana y Live Aqua, supera por mucho el rendimiento del índice sectorial, al aumentar el precio de sus certificados bursátiles fiduciarios inmobiliarios (CBFI) un 36.89%, alcanzando una cotización de 5.90 pesos en lo que va de este año.

Por su parte, Fibra Inn, que se especializa en el segmento de viajeros de negocios y con un portafolio de 39 hoteles bajo marcas como Holiday Inn y Wyndham Gardenman, registra una negociación “plana” en la BMV, pues sus papeles cotizan en 4.05 pesos cada uno, mismo precio con el que inició este año. En contraste, el índice S&P/BMV Fibras registra una caída de 1.75% en lo que va de este año.

Por el lado de las tasas de ocupación, en julio Fibra Inn informó que alcanzó niveles de 48.2%, todavía por debajo del 59.3% que reportó al cierre del segundo trimestre del 2019. En tanto sus ingresos todavía están más de 40% por debajo de lo observado en el año previo a la pandemia del coronavirus.

FibraHotel, por su parte, registró una tasa del 47.7% entre abril y junio pasados, un porcentaje inferior al 65.6% que reportó en igual lapso del 2019. Y sus ingresos son actualmente 34% más bajos que en el periodo referido.

Con la actual ola de contagios por la variante Delta, las administraciones de ambas fibras, opinaron en su reciente informe trimestral, que esperan que la afectación no sea tan dramática como el año pasado, toda vez que ya son más las personas que están vacunadas.

“Aún y cuando la variante Delta está activa en nuestro país, la ocupación hotelera sigue creciendo en nuestros hoteles y asumimos que la mayoría de nuestros huéspedes se han vacunado. Estamos atentos a esta tercera ola de contagio, que no obstante su severidad, podría no ser tan devastadora económicamente como el año pasado”, dijo Óscar Calvillo, director general de Fibra Inn.

“Aun con el satisfactorio progreso de recuperación a la fecha, continuamos atentos a la situación de salud y a la nueva ola de contagios en México y continuaremos con medidas de protección prevención sanitaria para proteger a nuestros huéspedes y colaboradores”, expuso por su parte, Simón Galante, director general de FibraHotel.

Tomará tiempo

Armando Rodríguez, director general de Signum Research y experto en el sector de fibras inmobiliarias, dijo que aunque los fibras del sector hotelero han mostrado una gradual y lenta recuperación, aún siguen afectadas por la pandemia del coronavirus.

Explicó que el sector de viajes de negocios es donde se proyecta una recuperación más tardía, aunque la evolución de la pandemia guiará las perspectivas de este segmento.

“Este tercer trimestre del 2021 será un punto de inflexión y la atención continuará centrada en la evolución de la pandemia a nivel mundial, aunque el gobierno de México ha anunciado que ni siquiera en el nivel de riesgo máximo pretende que haya cierres totales, mientras que la vacunación en la Ciudad de México y la Zona Metropolitana se ha acelerado, esto impulsará al sector de hospedaje, teniendo perspectivas positivas”, dijo Valentín Mendoza, analista en Actinver Casa de Bolsa.

judith.santiago@eleconomista.mx