Wyndham, empresa de franquicias hoteleras, vio en la pandemia por el Covid-19 una oportunidad y el momento adecuado para lanzar su marca número 21 a nivel global y la 16° en México. Se trata de Registry Collection Hotels, enfocada a los hoteles de lujos independientes, los cuales, a juicio de la empresa, han sido los más golpeados por la crisis en el sector turístico.

“Consideramos que es el momento adecuado para este lanzamiento puesto que a raíz de esta pandemia se están presentando oportunidades para hoteleros independientes para sumarse a la fuerza de una cadena y ésta es una tendencia que seguirá en aumento específicamente en hoteles independientes en ese segmento de lujo y alta gama, el cual fue el más golpeado en este periodo”, señaló Eduardo Cruz del Río, vicepresidente de Operaciones para Latinoamérica y El Caribe de Wyndham Hotels & Resorts.

En entrevista, el VP detalló que su propiedad insignia de esta marca se encuentra precisamente en México: el Grand Residences Riviera Cancún (propiedad de Royal Resorts). “Es un hotel que ya existía, lleva ocho años y se sumó a nosotros el pasado 2 de junio”.

Respecto a cuántos hoteles independientes más podrían afiliarse a su nueva marca, Cruz del Río respondió que ya hay varias negociaciones con la marca. “Específicamente para México hay cinco hoteles que están en proceso de negociación. Consideramos que para el año que entra, a más tardar, terminaremos con cinco o seis hoteles. Y a nivel mundial podremos llegar rápidamente a los 50 hoteles de Registry”.

Para el VP, esta marca apunta fuertemente a la afiliación pero no descarta la construcción de nuevas unidades. “Si hay alguien que quiere desarrollar algún proyecto, se puede afiliar pero apunta fuertemente a lo que nosotros llamamos conversión: un hotel que es independiente pero que quiere sumarse a la fuerza de una cadena, principalmente enfocado a la distribución”.

Al afiliarse a la marca, el hotel independiente recibe de Wyndham su sistema de distribución y la visibilidad a través de sus sistemas de reserva a nivel mundial. Los hoteles siguen manteniendo su nombre y su identidad pero la empresa les ayuda a ponerse en contacto con más y con nuevos mercados. Mientras que para el huésped, entre las ventajas que tendrá es sumarse al programa de lealtad de Wyndham.

Por ejemplo, en el caso del Grand Residences Riviera Cancún “el hotel se encuentre visible en todos los hoteles de reserva a nivel mundial. Tendrá visibilidad en 900 OTAS (Online Travel Agency) con las que tenemos convenio, cosa que ellos no tenían antes como hotel independiente y para el huésped, le da la ventaja de incorporarse al programa de lealtad, ir acumulando puntos que después pueden ser canjeables por estadías en los más de 9,000 hoteles que tenemos en el sistema”.

Mantienen planes para México

El VP destacó que la empresa se encuentra retomando sus planes para México. “Este periodo de pandemia fue como una pausa pero nuestros planes para México no cambiaron. México sigue siendo el número uno de nuestra empresa en Latinoamérica”.

Pese a las restricciones que se vivieron en 2020, Wyndham abrió cinco hoteles en el país. “Teníamos 53 y terminamos en 58. Se abrirán otros cinco más y lo que vaya sumándose. Esperamos que la segunda parte del año tenga un comportamiento siempre ascendente, que no tengamos rebrotes que todo vaya hacia el alza y que a finales de año o inicios del próximo empecemos a registrar cifras parecidas a las de 2019 y seguir creciendo viendo nuevas oportunidades de conversión”, concluyó.

karina.hernandez@eleconomista.mx