Fibra Macquarie, el fideicomiso de inversión en bienes raíces (fibra) que arrienda propiedades para uso industrial, continúa con la venta de activos no estratégicos.

Anunció que venderá 37 inmuebles, por los que obtendrá 87.4 millones de dólares.

Con esta operación, el fideicomiso inmobiliario habrá vendido 44 propiedades por un total de 117.5 millones de dólares y habrá salido de cuatro mercados industriales terciarios: Ascensión, Chihuahua; La Paz, Baja California Sur; Durango; Villahermosa, Tabasco.

El fibra anunció desde julio del 2016 que pondría a la venta entre 7 y 10% de su área bruta rentable de aquel entonces, equivalente a 3.5 millones de pies cuadrados, por ser los menos rentables y ubicados en ciudades del país en donde tienen baja presencia.

Las 37 propiedades actualmente en proceso de desinversión suman 2.6 millones de pies cuadrados de área bruta rentable ubicadas en el norte del país, incluyendo Matamoros, Reynosa, Ciudad Juárez, Chihuahua, Mexicali y Tijuana. Se espera que la operación cierre a mediados de este año.

Los recursos del programa de reciclaje de activos serán utilizados para financiar inversiones, incluyendo expansiones de bienes inmuebles y desarrollos; también los usarán para recomprar sus certificados bursátiles fiduciarios inmobiliarios para su cancelación y destinarán una porción al pago de deuda, informó Juan Monroy, director general de Fibra Macquarie.

Mediante un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), Fibra Macquarie reveló que con esta venta, más crédito revolvente disponible y efectivo, su capacidad de inversión ha aumentado a alrededor de 300 millones de dólares.

Con esta desinversión, refirió, aumentarán sus capacidades financieras y estimó que el margen del Ingreso Neto Operativo se incrementará 60 puntos base.

“Esta transacción es positiva, ya que el objetivo de Fibra Macquarie es desinvertir en propiedades de bajo rendimiento y la compañía invertirá estos recursos en recompra certificados y expansiones con un retorno de entre 10 a 11%”, explicó la correduría Barclays en un análisis. Fibra Macquarie recibirá el pago de las propiedades en tres partes: la primera será de 66.4 millones de dólares al cierre de la operación, 12.2 millones 18 meses después y 8.8 millones 24 meses después. Dijo que el primer pago que recibirá lo usará para pagar anticipadamente un crédito de 40 millones de dólares y el resto lo mantendrá en efectivo.

judith.dsantiago@eleconomista.mx