En lo que va del 2020, el valor de capitalización bursátil de 20 farmacéuticas ha crecido 194,360 millones de dólares, impulsado por la esperanza de que podrán desarrollar una vacuna eficiente contra el Covid-19.

Actualmente hay más de 135 proyectos de medicamentos en fase de prueba, donde Moderna lidera la competencia.

Dichos proyectos no sólo generan ingresos directos para las empresas farmacéuticas, sino que además ha disparado el precio de sus acciones en el mercado bursátil.

Las acciones de la estadounidense Moderna, por ejemplo, han ganado 243.35% en el 2020 en la Bolsa de Nueva York, mientras que las acciones de BioNTech y Jonhson & Jonhson, también en Wall Street han subido 88.40 y 1.03%, respectivamente.

Los papeles de la británica Astra Zeneca han subido 19.18% en la bolsa de Londres en este año.

Hay emisoras que aun con  rendimientos superiores en sus acciones que no han logrado avances en sus vacunas.

Entre otras farmacéuticas, la china Cansino Bilogics que cotiza en Hong Kong, tiene un alza de 208.74% y la suiza Roche Holding sube 9.58% en lo que va del 2020.

Hay firmas del sector salud que han tenido pérdidas en el valor de sus papeles en Bolsa este año. Tal  es el caso de las estadounidenses Biomarin, que caen 7.24% y Pfizer con una minusvalía de 5.30%, así como la alemana Bayer que pierde 21.07 por ciento.

Catalizador.

Los contratos para comprar la vacuna contra el Covid-19 que diferentes empresas están desarrollando será un catalizador para los ingresos de las farmacéuticas y para el precio de sus acciones, de acuerdo con un análisis de Signum Research.

En un documento, la firma de asesoría financiera, explica que Moderna se encuentra en la fase del descubrimiento de la solución con la aplicación de manera masiva a más de 30,000 personas en 89 localidades en Estados Unidos y se espera entregar resultados finales el 27 de octubre de 2020.

En el caso de la vacuna de Sanofi en colaboración con GlaxoSmithKline, se ha realizado un convenio por 600 millones de vacunas para Estados Unidos y 60 millones para el Reino Unido. No solo ello, también en colaboración con Translate Bio, están desarrollando otra vacuna en pruebas con la misma tecnología genética utilizada en la vacuna de Moderna

“La industria farmacéutica implica un escenario más competido en una vacuna que es requerida a nivel mundial. Sin embargo, aun y cuando consideramos que la inversión en vacunas para covid-19 es altamente especulativo dada la incertidumbre creada en torno a las recientes mutaciones del virus, también es una oportunidad de inversión”, escribieron los analistas de la firma.

Signum Research explica que la eficacia en la vacuna contra el Covid-19 implicará ingresos de hasta decenas de miles de millones de dólares anuales, esto considerando los acuerdos actuales de suministro de la vacuna entre ñlos fistintos gobiernoscon los gobiernos internacionales.

Carlos Hernández, analista senior de Casa de Bolsa Masarí, comento que “los gobiernos ya están realizando contratos previos con las farmacéuticas, asegurando que las dosis de las vacunas se encuentren disponibles para la población, en ese sentido,  los ingresos de las compañías tendrían incrementos potenciales derivado de una demanda masiva del producto, lo cual, como ocurre normalmente en el sector salud con medicamentos o tratamientos nuevo, se plantea un efecto positivo para el crecimiento de las empresas para varios trimestres o años”.

Entre las empresas que tienen las mayores ganancias en valor de mercado en el 2020, está la suiza Roche Holding, que ha ganado 31,167 millones de dólares; la estadounidense Abbvie que sumó 22,848 millones de dólares y Moderna con 19,982 millones.

Escenario competido

Los analistas de Signum Research añaden que existe un escenario más competido en una vacuna que es requerida a nivel mundial. “Sin embargo, aun y cuando consideramos que la inversión en vacunas para covid-19 es altamente especulativo dada la incertidumbre creada en torno a las recientes mutaciones del virus, también es una oportunidad de inversión”, concluyen.

Debido a la respuesta entre las acciones de las farmacéuticas y como parte de un mercado con perspectiva atractiva, la firma mexicana Royalty Pharma lanzó una Oferta Pública Inicial en junio por 1,680 millones de dólares para comenzar a cotizar en el índice NASDAQ en Estados Unidos, hasta este miércoles sus acciones se venden en 40.23 dólares cada una.

Pese a que es un mercado atractivo para algunos inversionistas, Luis Alvarado, analista de Capitales de Banco Base, explicó que “las empresas han tratado de desarrollar y distribuir a costo de fabricación, ya que continúan con la propuesta de no hacer negocio con la necesidad de las personas”.

Añadió que durante el 2021 y el cierre del 2020, las ganancias de las empresas pueden no tener un crecimiento elevado, no obstante, en el futuro la vacuna será una mercancía estacional que, una vez terminada la pandemia, sí generará ingresos para dichas firmas en el largo plazo.

ariel.mendez@eleconomista.mx