El principal reto que enfrenta el mercado de valores es el entorno global, que aunque generó alta volatilidad, se espera que ésta dure poco tiempo, aseguraron los nuevos representantes de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Subrayaron que a pesar de dicho contexto, es un buen momento para México, pues se espera un crecimiento económico mayor respecto al año pasado, derivado del impulso de la economía estadunidense y de las reformas estructurales.

El presidente de la BMV, Jaime Ruiz Sacristán, dijo que "estamos ante una volatilidad mundial" derivada de diversas preocupaciones por la revisión en los precios del petróleo, situación económica de Europa, presiones políticas de Grecia, desaceleración en mercados emergentes como China y la eventual subida de tasas de la Reserva Federal de Estados Unidos.

En su primera conferencia como presidente de la institución bursátil, tras asumir el cargo el 1 de enero pasado en sustitución de Luis Téllez, Ruiz Sacristán expuso que la volatilidad genera una sobre-reacción de los precios.

En ocasiones, abundó, bajan de forma excesiva, que no responde a sus fundamentos, pero eventualmente regresarán a su nivel normal "esperemos que esto sea en el corto plazo y volvamos al camino que todos teníamos".

Al destacar que la Bolsa Mexicana no puede aplicar mecanismos específicos para evitar la salida de capitales del mercado, destacó que la obligación del centro bursátil "es estar preparado y que los mecanismos actúen de forma eficiente" durante las transacciones bursátiles.

"La Bolsa es simplemente el sistema para que la gente pueda comprar y vender sus títulos de acciones; ojalá tuviéramos un mecanismo pero no lo tenemos, pero en estos episodios que vemos de volatilidad se comprueba que la Bolsa tiene la capacidad para que las empresas operen sin mayor problema", sostuvo luego de estimar que la economía mexicana crecerá 3.5% este año.

El nuevo director general de la BMV, José Oriol Bosch, consideró a su vez que aunque se tiene un buen momento para el mercado mexicano, no se puede aislarlo del contexto global pero se mantienen las expectativas favorables en materia económica.

"El principal es el entorno global y ese es el reto que ha sido el freno para algunas empresas que estaban buscando salir a bolsa desde el año pasado", aseveró.

Precisó que hasta al momento hay más de 10 empresas en lista para hacer colocaciones en el mercado, que sólo esperan el momento para hacer sus ofertas.

"Esta volatilidad no va a durar, qué tiempo más le falta no sé porque es parte de un contexto global, pero tenemos varias empresas que vienen del año pasado y tenemos otras que han refleja también interés con las que ya hemos hablado, que les interesaría listarse en Bolsa", abundó.

Oriol Bosch explicó que el buen momento de México se debe a que la economía avanza y tendrá un incremento importante en el crecimiento comparado con 2014, ante la implementación de las reformas estructurales que darán un impulso adicional y el mejor desempeño de la economía de Estados Unidos.

Eso va a dar una serie de oportunidades para las empresas, para los emisores potenciales, para los inversionistas, y por lo tanto, para nuestro grupo Bolsa Mexicana de Valores , puntualizó.

erp