A 10 meses de haber iniciado operaciones, la Bolsa Institucional de Valores (Biva) superó 50,000 millones de pesos en el monto de financiamiento que las empresas han obtenido con la emisión de diferentes instrumentos financieros, como Certificados de Capital de Desarrollo (CKD) y venta de bonos.

“Teníamos la expectativa de colocación de alrededor de 50,000 millones de pesos. Ya la superamos, entonces creo que vamos hacia arriba en nuestro monto por financiar los diferentes proyectos”, celebró la directora general del centro bursátil, María Ariza.

Ante ello, invitó a las empresas a aprovechar el financiamiento bursátil para continuar con sus distintos proyectos de expansión.

Entre las colocaciones que diferentes empresas han llevado a cabo en la Biva están el CKD de los fondos de Capital Índigo y Fortem Capital, por 1,600 millones de pesos y 2,080 millones de pesos, respectivamente.

El capital recaudado será utilizado por Índigo para otorgar créditos a compañías de tamaño medio, y en el caso de Fortem para desarrollar proyectos inmobiliarios.

Además, se ha listado un Cerpi, con un monto recaudado de 800 millones de pesos a cargo de Capital Global, que invertirá en fondos de capital privado en México y en el extranjero. En el mercado de deuda corporativa de corto y largo plazos, se encuentran emisores como la compañía financiera Crédito Real y Sofoplus, así como el Fideicomiso Hipotecario y Grupo Financiero Banorte.

Elektra, la más activa

Grupo Elektra ha levantado un total de 7,500 millones de pesos con la venta de certificados bursátiles mediante dos ofertas en este año, posicionándose como el mayor emisor de deuda en la Biva.

En el pipeline de emisiones se encuentran dos CKD, una empresa de adquisición con propósito especial, así como dos emisiones de deuda.

María Ariza mencionó, a principios de este año, que tenían en negociaciones privadas dos prospectos de OPI. Éstas son empresas de tamaño mediano, una del sector energía, que estaba avanzando en sus planes para listar acciones en la Biva.  

Sin embargo, destacó que los mercados son los que dictan si es buen momento para llevar ofertas accionarias en Bolsa. Por su parte, Santiago Urquiza, presidente de Central de Corretajes, matriz de la Biva, insistió en que el mercado accionario mexicano crecerá 50% en los próximos tres años.

“Biva es una Bolsa de valores observada por muchos países, porque tenemos que demostrar, una vez más, que la competencia hace crecer las industrias, porque con la competencia se mejora el producto y al mejorar el producto aumenta la demanda”, sostuvo recientemente.

[email protected]