Grupo Elektra, empresa de servicios financieros y de comercio especializado, obtuvo poco más de 7,000 millones de pesos con la venta de certificados bursátil a través de la Bolsa Institucional de Valores (BIVA). Los recursos los usará para sustituir pasivos, se muestra en el aviso de la oferta.

Inicialmente la compañía planeaba realizar la venta de los títulos de deuda en tres tramos, con el propósito de recabar 7,500 millones de pesos; no obstante, uno resultó desierto. A través de una de las ofertas recaudó 4,009.8 millones de pesos. teniendo vencimientos el 25 de octubre de 2022 y ofreciendo una tasa de interés bruto anual de 6.49% variable, sobre el valor nominal de los certificados bursátiles.  

Con un segundo tramo, denominado en Unidades de Inversión (UDIS), recabó el equivalente a 3,044.7 millones de pesos, colocando los títulos a una tasa de interés bruto anual sobre su valor nominal de 4.53%, la cual se mantendrá fija durante la vigencia de la emisión de 5.1 años.

En un informe, Elektra reportó que sus vencimientos de su deuda son alrededor de 10,000 millones de pesos en este año. Uno de ellos por 7,300 millones de pesos venció este 13 de abril y el segundo por 2,500 millones de pesos finaliza el plazo el próximo 13 de diciembre. Con los recursos de la venta de bonos amortizará los certificados bursátiles que emitió en 2018 en Bolsa por 7,300 millones de pesos y que llegaron a su fin ayer.

La calificadora de riesgo crediticio Verum considera que Grupo Elektra solventará gran parte de sus vencimientos de deuda para el corto plazo con esta nueva emisión.

Elektra expuso, en los documentos enviados a BIVA, que sus pasivos con costo ascienden a 24,895 millones de pesos. Entre el 2022 y el 2023 enfrenta vencimientos por cerca de 10,600 millones de pesos.

HR Ratings de México y Verum Calificadora de Valores extendieron la calificación “AA” a la emisión, ya que se considera que el emisor tiene una alta calidad crediticia y ofrece gran seguridad para el pago oportuno de sus obligaciones de deuda.

“Las calificaciones se encuentran limitadas por la sensibilidad del grupo al entorno económico y políticas relacionadas al crédito al consumo en México y al de préstamos no bancarios de corto plazo en Estados Unidos. La robusta infraestructura física, tecnológica y el desarrollo de sinergias entre sus unidades de negocio han sido relevantes para hacer frente al complicado entorno económico en México y a las principales medidas de restricción a la movilidad causadas por la pandemia de Covid-19”, opina Verum.

Grupo Elektra opera distintas divisiones de negocios, como financiamiento al consumo y comercio especializado bajo sus subsidiarias Banco Azteca, Elektra, Salinas y Rocha; Medios con TV Azteca y ADN 40, así como telecomunicaciones con TotalplayTiene presencia en México, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, Panamá y Perú, ofreciendo más de 6,600 puntos de contacto.

Banco Azteca tiene casi 28 millones de cuentas de captación y 13 millones de clientes digitales. Opera en México, Guatemala, Honduras y Panamá, sumando 3,885 puntos de contacto.

Las tiendas Elektra cuentan 1,251 puntos de contacto, de las cuales 1,143 están en México y 108 en Latinoamérica, con un piso de venta promedio de 1,067 metros cuadrados, así como 13 centros de distribución ocho en el país y cinco en Latinoamérica.

El Grupo también tiene más del 60% de participación en el mercado de motocicletas en México y es uno de los pagadores de remesas y transferencias de dinero relevantes del mercado mexicano.

En diciembre del 2020, la cartera de crédito bruta consolidada del Grupo cerró en 119,106 millones de pesos. Sus ingresos consolidados ascendieron a 120,507 millones de pesos el año pasado.