El Ibex 35 de la Bolsa de Madrid cerró la jornada del martes con una caída de 0.64%, hasta los 7,231.4 puntos, con lo cual selló el peor semestre de su historia, con una caída del 24.27% desde que acabó 2019.

Entre abril y junio apenas ganó 6.6% frente al 16% del EuroStoxx 50 y el 23% del Dax 30 alemán.

En líneas generales, se mantiene vigente el riesgo de vivir próximamente una fuerte corrección en el Viejo Continente.

Ayer, la renta variable europea no afrontó una sesión más. Se trató del cierre de junio y, por tanto, del segundo trimestre y primer semestre de 2020. Un periodo que pasará a la historia por el duro e inesperado golpe que provocó la pandemia del Covid-19 en la actividad de la economía mundial.

Tras la fuerte baja que sufrieron las bolsas en marzo (el primer trimestre fue el peor de la historia para varios de los índices del Viejo Continente), el periodo de abril-junio sólo sirvió para aliviar las pérdidas.