El apetito de inversionistas por activos financieros con un impacto sustentable ha aumentado, en parte gracias a la transición generacional y de género en el sector, dijo Jens Peers, director general de la gestoría de activos sustentables Mirova, subsidiaria de Natixis IM.

El directivo expresó: “Hay más millennials y mujeres que están tomando las decisiones financieras y quieren activos de este tipo”.

El apetito por inversiones sustentables también ha provocado que el impacto en estos temas sea incorporado en los análisis fundamentales de las compañías, aunque falta camino por recorrer pues es necesario que más firmas involucren a personal financiero especializado en temas verdes en su capital humano.

Los inversionistas a nivel mundial están cada vez más interesados en inversiones verdes, manifestó Jens Peers. “Para darte un ejemplo, aquí en Mirova, en el 2014 manejábamos 1,000 millones de dólares en activos y ahora estamos cerca de 12,000 millones, en diferentes instrumentos financieros”, expresó.

Mirova es filial de la francesa Natixis IM y funciona como una entidad independiente, pues anteriormente era una unidad de su matriz. Se especializa en inversiones con enfoque sustentable.

Respecto al mercado mexicano, dijo que ha sido difícil encontrar proyectos que cumplan con sus criterios de selección, por lo que no han sido incluidos en sus portafolios.

La firma no compró los bonos verdes relacionados con el Nuevo Aeropuerto Internacional de México, pues no consideró que tuvieran el suficiente impacto sustentable, decisión que, tras la cancelación del proyecto, encontró más que acertada.

Proyectos de transporte

El directivo sostuvo que hay otros proyectos con mayor impacto ambiental y más relacionados con la problemática local, tal como transporte público limpio y soluciones para la escasez de agua.

Para el ejecutivo, el que muchas empresas mexicanas sean familiares y tengan poca disposición a hacer pública su información financiera es otro obstáculo para encontrar activos financieros verdes en el país.

No obstante, celebró que la empresa de productos y soluciones de agua Rotoplas haya hecho una colocación de bonos sustentables en el 2017.

En conferencia, Jens Peers comentó que como inversionistas ellos buscan compañías sólidas que den respuestas a problemáticas actuales, con equipos de administración robustos y márgenes.

“La inversión sustentable no significa sólo problemas del medio ambiente, significa invertir en innovación a largo plazo”, afirmó.

Selectivos

En el mundo de las inversiones sustentables hay varios enfoques en la selección de activos. Uno de ellos, considerado más puro, implica tener un impacto directo cuantificable y después seleccionar proyectos que contribuyan con este objetivo, indicó Peers.

Sin embargo, el ejecutivo detalló que esto puede hacer más difícil encontrar aquellos proyectos adecuados. Ellos, en cambio, buscan instrumentos en los que haya un importante beneficio, aunque éste no pueda ser medido o visible directamente.

“Entre más puro quieras ser en la selección de proyectos, más difícil es encontrar a aquellos que sean buenos”, precisó.

Jens Peers relató que el apetito puede notarse de manera global. Aunque antes era muy marcado en Europa, poco a poco se ha expandido a otras regiones, como Asia, Estados Unidos- que tiene un gran dinamismo- y América Latina.

Mirova concentra sus inversiones en Europa. Sin embargo, a partir de la apertura de su oficina en Estados Unidos hace un par de años, ha empezado a diversificarse internacionalmente.

Vanguard planea listar un ETF con características ESG en México

Vanguard planea listar en México un fondo de inversión cotizado en Bolsa con características ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ETF ESG), adelantó Juan Hernández, director general en México del administrador global de activos.

En entrevista, explicó que el instrumento, centrado en renta variable internacional, fue listado recientemente en el mercado de Estados Unidos, por lo que confía en que en los próximos meses ya pueda estar disponible en México.

“Acabamos de lanzar dos ETF en Estados Unidos que invierten en estrategias de acciones globales con filtros de ESG (environmental, social and governance). Los vamos a listar en México (aunque tenemos que esperar) porque la regulación mexicana establece que el ETF debe tener tres meses de historia en el mercado de origen para traerlos”, puntualizó el directivo en México.

Explicó que el ETF con criterios ESG incluye sólo acciones de empresas que cumplan con características de cuidado del ambiente, responsabilidad social y gobierno corporativo sólido.

Aseguró que los grandes inversionistas institucionales a nivel mundial, como los fondos de pensiones y fondos de universidades, han empezado a exigir a los manejadores de activos que consideren inversiones con características ESG.

Dijo que el mercado de inversión con enfoque sostenible es joven. En México hay interés de instituciones como las afores por conocer cómo funcionan los ETF ESG y cómo son las reglas.

Refirió que, de acuerdo con cifras de Global Sustainable Investment Alliance (GSIA), el mercado global de ESG es de 22 billones de dólares, en el cual se incluyen inversiones privadas y públicas, aunque puede contener algunas inversiones duplicadas. (Con información de Judith Santiago)

[email protected]