El fabricante de automóviles estadounidense Chrysler, filial de la empresa italiana Fiat, informó este lunes que sus beneficios netos para el segundo trimestre fueron de 436 millones de dólares, mientras que hace un año la compañía había registrado pérdidas en igual período.

En el primer trimestre, Chrysler había cuadruplicado sus beneficios con respecto al mismo periodo del año anterior a 473 millones de dólares. En el segundo trimestre de 2011, el tercer fabricante estadounidense había registrado pérdidas por 370 millones de dólares.

RDS