La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) no logró sostener ayer el ánimo que se vivió la jornada previa que la llevó a estar cerca de sus niveles máximos históricos de cuatro años, debido a los resultados preliminares de las elecciones del domingo.

El índice S&P/BMV IPC, terminó la jornada de este martes con una caída de 1.09%, lo que hizo que perdiera el piso de las 51,000 unidades. El FTSE-BIVA, de la Bolsa Institucional de Valores, descendió 1.08%, para cerrar en las 1,042.63 unidades.

Con el descenso de este martes, el S&P/BMV IPC se ha alejado 907 puntos o 1.75% de su máximo nivel de julio de 2017.

Según los especialistas del mercado es difícil predecir cuándo logrará la BMV recuperar su nivel máximo del 2017, aunque señalaron que el el S&P/BMV IPC tiene el potencial de cerrar con un avance relevante este año.

Lo anterior después de que el año pasado, aún con la fuerte volatilidad que se observó con la crisis sanitaria y que mandó al índice a un nivel de 33,000 enteros, logró cerrar el 2020 con un avance de 1.20 por ciento.

El consenso de analistas ha mejorado su visión respecto a las expectativas de cierre del S&P/BMV IPC.

Opinan que terminará en las 54,000 unidades cuando en enero consideraba que podría llegar a un techo de 52,503 enteros, según muestra la encuesta de sentimiento del mercado de mayo de la Asociación Mexicana de Instituciones Bursátiles (AMIB).

Entre las emisoras del IPC que más cayeron ayer, están Banorte con una pérdida de 4.45%,seguida de FEMSA con una caída de 2.92% y en tercer sitio Televisa con -2.91 por ciento.

judith.santiago@eleconomista.mx