Berkshire Hathaway, conglomerado de Warren Buffett, aumentó su participación en Apple, empresa más grande por capitalización.

A su vez, Berkshire se deshizo de casi toda su participación en IBM, un gran movimiento para un inversionista legendario que rara vez apuesta por la tecnología.

La empresa donde Buffett es el director general reveló el miércoles que aumentó sus posiciones de Apple en 23.3%, a 165.3 millones de acciones, de acuerdo con los archivos de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos. También se informó que abandonó aproximadamente 94.5% de sus tenencias de IBM, dejando sólo 2.05 millones de acciones.

El año pasado, Buffett dijo a CNBC que estaba más seguro del futuro de Apple que de IBM.

En noviembre, Berkshire recortó su participación en IBM en 32% y aumentó su participación en Apple. Antes de la revelación del miércoles, Berkshire ya era el cuarto mayor accionista de Apple, de acuerdo con FactSet.

“IBM es una compañía fuerte, pero tiene competidores fuertes”, dijo Buffett al medio CNBC el año pasado.

Aun así, el último anuncio de Berkshire llega en un momento interesante para Apple e IBM.

Rivales en la década de 1980, IBM y Apple han tomado caminos muy diferentes a lo largo de los años: IBM ha tenido problemas con las tendencias en la tecnología empresarial, mientras que Apple se ha convertido en una fuerza dominante en la electrónica de consumo.

Pero los ingresos de IBM crecieron en enero por primera vez en 23 trimestres, tal vez una señal de que la dirección de la empresa hacia la analítica, la nube, los dispositivos móviles y la seguridad se ha afianzado.

Mientras tanto, Apple, una de las favoritas de Wall Street, se ha enfrentado a un nivel inusual de críticas, en medio de problemas de productos como retrasos en la producción, parches de seguridad y remplazos de baterías. (Con información de CNBC)

valores@eleconomista.mx