Anheuser-Busch InBev, la mayor cervecera del mundo, reportó el miércoles ganancias en el tercer trimestre por debajo de las estimaciones de analistas, luego de una caída en las ventas de Budweiser y de que mayores costos de distribución y de materias primas redujeran los márgenes en Estados Unidos.

La compañía, que también produce las marcas Stella Artois y Beck's, dijo que las ventas de cerveza a minoristas estadounidenses en el tercer trimestre cayeron un 0.9%, lideradas por un declive del 7% en las ventas de Budweiser.

En Norteamérica, donde la empresa genera alrededor del 42% de su ingreso, la ganancia estructural fue de 1,821 millones de dólares, por debajo del consenso de Reuters de 1,924 millones de dólares.

La cervecera dijo que los gastos de venta y marketing aumentaron un 12.8% en América del Norte, que acaba de empezar a recuperarse de una sequía devastadora en sus estados más importantes para el cultivos.

Aunque AB InBev ha visto que si bien algunas marcas de segmento elevado han ganado su participación de mercado -como Bud Light Platinum y Bud Light Lime-A-Rita-, los drásticos incrementos en los costos de marketing y distribución han deteriorado los márgenes en Estados Unidos más de dos puntos porcentuales.

"La presión sobre la marca Budweiser es algo que ha sido una constante en los últimos años; la pregunta es cómo pueden optimizar sus otras marcas para que su participación general en el mercado pueda volver a crecer", dijo el analista Wim Hoste de KBC Securities.

La ganancia estructural del grupo en el tercer trimestre subió un 10.6% sobre una base de igual a igual a 3,977 millones de dólares, por debajo de la previsión promedio de 4,075 millones de dólares, según un sondeo de Reuters entre nueve analistas.

Las acciones de AB InBev, que han trepado cerca de un 40% este año, caían un 1.21% a las 1409 GMT, mientras que el índice europeo STOXX 600 de alimentos y bebidas estaba prácticamente plano.

MENOR PARTICIPACIÓN DE MERCADO EN BRASIL

En Brasil, donde la compañía cuenta con alrededor de dos tercios del mercado, el grupo se benefició de alzas temporales de precios, sacando ventaja de incrementos impositivos, aunque señaló que perdió parte de su cuota de mercado respecto al año anterior.

Para todo el año, ahora la compañía espera un incremento de un sólo dígito en los ingresos por hectolitro en Brasil, su segundo mayor mercado.

En Europa occidental, las ganancias aumentaron un 9.7% sobre una base comparable, aún cuando los volúmenes mermaron. La empresa ganó participación de mercado en Alemania con sus marcas Hasseroeder y Beck's.

RDS