Los precios del petróleo subieron alrededor de 1 dólar por barril el lunes, después de alentadores datos en Asia y Europa, aunque los inversores siguen cautos sobre las fuertes alzas en las nuevas infecciones por coronavirus a nivel mundial.

El referencial internacional Brent subió 69 centavos, o 1.68%, a 41.71 dólares el barril, mientras que el West Texas Intermediate en Estados Unidos (WTI) ganó 1.21 dólares, o 3.14%, a 39.70 dólares el barril.

La recuperación de la confianza sobre la economía en la zona euro se intensificó en junio con mejoras en todos los sectores, mostraron datos de la Comisión Europea el lunes. La confianza general aumentó a 75.7 puntos en junio desde 67.5 en mayo, aunque aún por debajo de las expectativas.

En China, las ganancias de las empresas industriales aumentaron en mayo por primera vez en seis meses, lo que sugiere que la recuperación económica del país está ganando terreno.

No obstante, el temor a una segunda ola de la pandemia evitó un alza mayor de los valores del crudo.

El número de muertos por Covid-19 superó el medio millón el domingo, según un recuento de Reuters.

Algunos estados en Estados Unidos han reimpuesto restricciones tras el avance de los casos. California ordenó el cierre de bares el domingo luego de medidas similares en Texas y Florida. El estado de Washington y la ciudad de San Francisco frenaron sus planes de reapertura.

El Brent se dispone a cerrar junio con su tercera ganancia mensual consecutiva, después de que grandes productores mundiales extendieron hasta julio su acuerdo de recorte de 9.7 millones de barriles.

Ayer el precio de la mezcla mexicana de exportación se ubicó en 34.51 dólares, un incremento de 1.83%  o 62 centavos de dólares, del precio registrado el pasado viernes de 33.89 dólares por unidad.