Los rendimientos de la deuda soberana estadounidense subieron el lunes porque el mercado da casi por descontado que la Reserva Federal subirá las tasas de interés el miércoles, aunque el mercado estuvo nervioso porque la Fed podría acelerar el ritmo de alzas, y frente a una nueva oferta de bonos corporativos.

Los futuros de las tasas de interés denotaban que los inversionistas ven una probabilidad de 95.2% de que la Fed incremente las tasas en un cuarto de punto porcentual, según FedWatch.

Temores a que los nuevos pronósticos económicos de la Fed apuntarán a un ajuste monetario más agresivo también hicieron subir los rendimientos.

En las últimas operaciones los precios de los bonos a 10 años cayeron 9/32, con un rendimiento de 2.61%, mientras que los bonos a 30 años bajaron 18/32, con un rendimiento que alcanza máximos en casi tres meses a 3.20 por ciento.