Los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos cayeron el viernes y los rendimientos de las notas a corto plazo repuntaron después de que la jefa de la Reserva Federal, Janet Yellen, dijo que un alza de las tasas de interés del país sería apropiada si la economía local y el mercado laboral siguen mejorando.

El diferencial entre los rendimientos de la deuda a corto y largo plazos se redujo en reacción a los comentarios de Yellen sobre una posible alza de tasas, debido a que los operadores optaron por los vencimientos a mayor plazo sobre los más próximos, a la espera de que la Fed ajuste su política tan pronto como en junio.

La reacción del mercado fue moderada de cara al fin de semana largo en Estados Unidos, en una sesión con un volumen de operaciones bajo el promedio.

El mercado de bonos de Estados Unidos cerró más temprano, a las 6 de la tarde.

Estará cerrado por el Día de los Caídos.

A pesar de la posibilidad de un alza de tasas, los inversores no esperan que los rendimientos de la deuda a largo plazo aumenten mucho más desde los niveles actuales debido a una persistente demanda, especialmente de inversores del extranjero que enfrentan tasas negativas o cercanas a cero.

La deuda referencial a 10 años cayó 8/32 en precio, con un rendimiento de 1.851%, un aumento de casi tres puntos básicos respecto del cierre del jueves.

El retorno de los papeles a dos años subió cuatro puntos básicos, a 0.911%, mientras que el de las notas a cinco años ganó cuatro puntos básicos, a 1.386 por ciento.

El miércoles los retornos de los bonos a dos y cinco años tocaron un máximo en 10 semanas a 0.938 y 1.424%, respectivamente.

Operadores restaron importancia a una revisión al alza del Producto Interno Bruto de Estados Unidos en el primer trimestre, a 0.8% desde una cifra reportada inicialmente de 0.5 por ciento.

Analistas encuestados por Reuters proyectaban una revisión al alza de 0.9 por ciento en dicho indicador.