La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) regresó a terreno negativo para terminar con una baja de 0.12%, después de que el gobierno de Estados Unidos decidió aplicar aranceles a las exportaciones mexicanas, de Canadá y Europa debe acero y aluminio.

En cifras de cierre, el S&P BMV IPC se ubicó en 44 mil 662.55 unidades, con un descenso de 53.33 puntos respecto al nivel previo.

Con este resultado, la BMV cerró el mes de mayo con una caída de 7.53%, equivalente a tres mil 642.28 puntos menos respecto al mes previo, mientras que en el acumulado del año demuestra un retroceso de 9.4 por ciento.

Los índices de Estados Unidos terminaron también con bajas, de los cuales el Dow Jones perdió 1.02%, el Standard and Poor´s 500 descendió 0.69% y el Nasdaq bajó 0.27 por ciento.

La Bolsa Mexicana regresó a terreno negativo después del rebote que tuvo la víspera, debido a las tensiones comerciales que se generaron porque Estados Unidos decidió aplicar aranceles a sus importaciones de acero y aluminio provenientes de México, Canadá y la Unión Europea.

Este día destacó el alto volumen de operación que tuvo el mercado mexicano, en donde se reportaron operaciones por 864.9 millones de títulos, por un importe económico de 29 mil 091.2 millones de pesos, con 52 emisoras que ganaron, 71 que perdieron y nueve que se mantuvieron sin cambio.

Las emisoras que contribuyeron a la baja del IPC fueron Grupo México que cayó 2.27%, así como Grupo Financiero Banorte con 1.15% menos; destacó el desplome que tuvieron las acciones de Lala, de 8.16 por ciento.

En el mercado cambiario, el peso cerró mayo con una depreciación de 6.51% o un peso y 22 centavos, al cotizar en alrededor de 19.93 pesos por dólar, en un mes donde se esperaba que concluyera la renegociación del TLCAN y en su lugar inició la llamada guerra comercial entre Estados Unidos, Canadá y México, indicó Banco Base.