Los precios del petróleo subieron cerca de un 6% este miércoles, luego de que una embarcación encalló en el Canal de Suez, generando el temor a un atasco de suministros, lo que apuntaló los precios tras la baja de la última semana.

Los contratos de referencia, el crudo estadounidense y el Brent en Londres, ampliaron ganancias después de que cifras de inventarios estadounidenses mostraron un nuevo repunte de la actividad de refinación, lo que sugiere una recuperación de la actividad tras la ola de frío que golpeó a Texas en febrero.

El Brent ganó 3.62 dólares, o un 5.95%, a 64.41 dólares el barril, tras haberse desplomado un 5.9% en la víspera.

Los futuros del West Texas Intermediate en Estados Unidos (WTI) sumaron 3.42 dólares, o un 5.92%, a 61.18 dólares el barril, luego de haber perdido un 6.2% el martes.

Las ganancias parecieron estabilizar el mercado que se había desplomado desde inicios de este mes, cuando los precios alcanzaron sus niveles más altos este año ante las expectativas de recuperación de la demanda. Desde entonces, esas esperanzas se han visto frustradas cuando las naciones europeas volvieron a entrar en cuarentenas para detener otra ola de Covid-19.

El petróleo se ha recuperado de sus mínimos históricos del año pasado, ya que la OPEP y sus aliados han realizado recortes históricos de su producción.

Ambos referenciales habían caído a sus niveles más bajos desde febrero el martes, afectados por preocupaciones sobre el ritmo de repunte de la demanda de combustibles y de la economía en general.

Los barcos que pasan por el Canal de Suez estaban siendo desviados el miércoles a un canal antiguo después de que un enorme tanquero encalló, bloqueando el paso a las demás naves en una de las vías navieras más importantes del mundo.

"La posible interrupción de los suministros ha elevado los precios", dijo Jeffrey Halley, de la correduría OANDA, en referencia al incidente del Canal de Suez. "La situación parece ser temporal", indicó.

erp