Beijing. EL BANCO central de China incrementó los requisitos de reserva para sus entidades financieras comerciales en otros 50 puntos base, una extensión de su campaña para moderar la inflación pese a los indicios de desaceleración de la economía.

Tras el incremento, el octavo desde octubre, los mayores bancos deberán inmovilizar como reservas un récord de 21% con relación a sus niveles de depósitos. El aumento entrará en vigor el 18 de mayo.

Al obligar a los bancos a depositar fondos, que de otro modo otorgarían en crédito, China espera reducir la liquidez excesiva de su economía, que ha sido uno de los motores de la inflación.

El banco central está moviendo nuevamente el ratio de reservas de depósitos para absorber circulante, ya que los influjos de capital especulativo y el actual superávit de cuenta corriente siguen elevados , aseveró Xu Biao, economista de China Merchants Bank en Shenzhen.

El banco central vendió 40,000 millones de yuanes (6,200 millones de dólares) en notas a tres años, en operaciones regulares de mercado abierto ayer, como parte de sus esfuerzos por disminuir el exceso de efectivo de la economía.

El crecimiento de la producción fabril bajó más de lo esperado en abril, sugiriendo que la economía se enfría pese a que la inflación se mantiene en 5.3% anual.

El banco central, apuntando a 4% en promedio de inflación para el 2011, hizo de la lucha contra la inflación, su máxima prioridad, ya que los altos precios de los alimentos han aumentado los temores de que se presenten disturbios sociales.

Un torrente de efectivo de inversiones directas del extranjero, el creciente superávit comercial de China, y los vencimientos y reprogramaciones de bonos del banco central presionarán el circulante del país en las próximas semanas y meses.

Se espera que la proporción de requerimientos de reserva llegue a 21.5% para diciembre.