La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) en coordinación con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público preparan las reglas para echar a andar los nuevos certificados de proyectos de inversión (cerpi) para detonar proyectos de infraestructura en diversos sectores, entre ellos el energético, los cuales fueron anunciados por el presidente de México el pasado 2 de septiembre.

El cerpi es un vehículo de capital que busca obtener rendimientos de proyectos que no tienen una correlación con las inversiones tradicionales; está pensado para inversionistas sofisticados , explicó en entrevista Luis Leyva Martínez, director general de Desarrollo Regulatorio de la CNBV.

Desde hace cinco meses trabajan en la definición de las reglas, por lo que en breve quedarán listas. Se estima que las primeras emisiones se realicen en el 2016 en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Se emitirían certificados bursátiles a través de la BMV bajo la modalidad de oferta restringida; es decir, el inversionista podrá determinar el tipo de inversiones al que desea tener mayor exposición. Los límites de inversión los establecería el propio mercado.

Estamos esperando que sea en el corto plazo, no quisiera adelantar una fecha, pero digamos que vamos avanzados con el proyecto. Sería buenísimo que tuviéramos algo este año, pero es complicado armar una operación hacia fin de año sin reglas , dijo Luis Leyva.

Una vez que salgan las reglas, tanto los potenciales emisores como los tomadores empezarán a conocerlas y esperemos que el siguiente año tengamos las primeras emisiones , agregó el directivo de la CNBV.

Los cerpis (está por determinarse si ése será su nombre definitivo) serán vehículos vinculados al capital de riesgo, los cuales complementarán la oferta de valores en el mercado. Las reglas de operación buscan que este instrumento sea lo suficientemente flexible para detonar su demanda.

Las inversiones estarán enfocadas en grandes activos de flujos no probados. Los proyectos de inversión podrían ser de infraestructura en diversos sectores, desarrollo de segmentos de mercado, entre otros.

Conceptualmente tendrá un marco regulatorio distinto al de la Fibra E, ya que el cerpi es un vehículo en el que se invertirá en desarrollo de grandes proyectos, razón por la que se debe vigilar el tipo de inversiones y el perfil de riesgo.

A diferencia del Fibra E, en donde vas a tener proyectos ya maduros, en el lado de los cerpis lo que vas a tener son proyectos nuevos; eso entraña una mayor capacidad de análisis con respecto a los riesgos. Lo que tendríamos que hacer es diseñar un marco que genere una protección específica dado este contexto , precisó Leyva Martínez.

En este tipo de vehículos como no se tienen activos con flujos probados es relevante verificar quién es el administrador, eso precisamente va a cuidar la regulación: transparencia respecto de quién es el administrador, qué características tiene, su track record, entre otros aspectos.

Por el lado de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), ellos estarían completando la regulación, estableciendo más características para el administrador, un marco de diversificación, topes respecto de las emisoras, tipo de activos y restricciones , añadió director general de Desarrollo Regulatorio de la CNBV.

A diferencia de un certificado de capital de desarrollo (CKD), los cerpi están dirigidos por completo a inversionistas calificados e institucionales. Por su naturaleza, los tomadores serían inversionistas que requieren de fuentes inversiones.

Los inversionistas potenciales serían principalmente siefores, aseguradoras, fondos de pensiones privados, personas cuyas necesidades de inversión son de largo plazo y aguantar el título durante ese tiempo.

De repente, los inversionistas institucionales requieren vehículos muy ad hoc a sus necesidades de inversión; entonces, lo que van a traer los cerpis es atender estas necesidades que están presentando los inversionistas institucionales, con la posibilidad de participar de los beneficios económicos y tener una supervisión a través de un comité técnico y no necesariamente estar tomando las decisiones , finalizó el directivo de la CNBV.

[email protected]