La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) puso en marcha nuevas disposiciones para fortalecer el capital de las casas de Bolsa.

La autoridad reguladora del sistema financiero en México fijará nuevos requerimientos de capital, a fin de atender los riesgos de contraparte en las operaciones que realicen con instrumentos financieros derivados.

Lo anterior, con la finalidad de que su capital refleje los riesgos a los que se encuentren expuestas y coadyuvar a su estabilidad y solvencia financiera.

Como parte de las reglas, la CNBV determinará el importe del capital social mínimo con el que deben contar, así como los requerimientos que deben mantener en todo momento, los que estarán referidos a los riesgos de mercado, de crédito operacional, entre otros en los que las casas de Bolsa incurran en su operación.

Pruebas de estrés

Cada año, las casas de Bolsa se someterán a pruebas de estrés, para determinar si su capital es suficiente para cubrir posibles pérdidas que se deriven de riesgos, incluso los que se vinculen con condiciones económicas adversas.

A más tardar cada junio y julio, tendrán que entregar a la CNBV un informe que contenga los resultados de las pruebas de estrés.

Además, deberá incluir, para cada escenario, las estimaciones de por lo menos los 12 trimestres del balance general y estados de resultados; volúmenes de operación a cuenta propia y a cuenta de terceros; el Índice de Capitalización, capital neto y activos ponderados sujetos a riesgos totales y, en su caso, las desviaciones a los límites de exposición al riesgo.

La dependencia puntualizó que con las medidas se busca fortalecer al sector de las casas de Bolsa frente a probables escenarios que pudieran generar algún peligro en detrimento de su capital.

Por ello, la CNBV establecerá los distintos criterios y con base en ellos, se llevará a cabo la evaluación.

[email protected]