Los atroces atentados de este fin de semana en París han hecho que el resto del mundo una sus fuerzas. Hoy los mercados ponen a prueba su resistencia frente a la barbarie. Ayer, la Bolsa de Dubái cerró con una caída del 3.65% y la de Egipto un 4.41%. ¿Cómo reaccionará hoy el resto?

Podrían producirse caídas iniciales que seguramente no se extenderán mucho en el tiempo, como ya ha pasado en otras ocasiones, apuntan los expertos. "Sucesos de la dimensión de los atentados de París crean incertidumbre y dudas entre los inversionistas que, al menos en el corto plazo, pueden traducirse en ventas y caídas en los activos de riesgo, bolsas y bonos privados", explica Guillermo Santos, socio de iCapital.

"Al inicio de la sesión puede haber una reacción negativa a estos atroces atentados, pero será temporal, como ha pasado en otras ocasiones, salvo que hay un efecto duradero de las medidas que adopte Francia y que afecten a la economía", afirma Jesús Sánchez-Quiñones, director general de Renta 4.

Santos apunta que, en principio, algunos sectores ligados al turismo, como líneas áreas y ocio, pueden experimentar los mayores retrocesos. No hay que olvidar que algunas acciones están en zona de máximos y cualquier incertidumbre puede hacer a los inversionistas buscar activos de menos riesgo.

Eso sí, "si de lo sucedido se deriva una mayor unión e impulso de las acciones concertadas de los Estados europeos (junto con Estados Unidos), una vez absorbido el primer shock, acciones y bonos podrían rebotar por el efecto de refuerzo de la confianza que implica una Europa más unida", asegura Santos.

"Los inversionistas han tenido todo el fin de semana para digerir estas noticias y pensar en ellas, lo que limita el efecto sorpresa", apunta Kay Van Petersen, estratega de Saxo Capital Markets a Bloomberg.

Los expertos abren la puerta a que los mercados puedan recibir un respaldo explícito que limite el impacto negativo. "El terrible atentado llevará a una mayor coordinación internacional, y esto es bien valorado por los inversionistas.

Además, es probable que suponga un mayor apoyo bien explícito desde los bancos centrales", comenta José Luis Martínez Campuzano. Este experto prevé que hoy haya algo de inestabilidad, pero "asumible".

Discrepancias

En cuanto al euro, hay expertos que creen que la inestabilidad en Europa puede contagiar al euro y "puede registrar mínimos del año", comenta Santos. Otros piensan que tanto el euro como el yen pueden beneficiarse del flujo de inversión que salga de activos de más riesgo, como la Bolsa, apunta Neil Jones, jefe de ventas de hedge funds de Mizuho Bank en Londres, indica Bloomberg. Los expertos de Credit Suisse justifican su posible revalorización al tener el respaldo de los planes de estímulo del Banco Central Europeo. Ayer el euro se intercambiaba a 1.073 dólares y en su momento más débil del año, en marzo, retrocedió a los 1.049 dólares.

Hay expertos que esperan tensión en los precios del petróleo y algunas materias primas, a raíz de la incertidumbre generada respecto a la caída de la demanda.

Los expertos coinciden en que se espera un movimiento bastante temporal, salvo que las medidas que adopte Francia o Europa vayan más allá y tengan implicaciones adicionales. "Si Francia entra en la guerra con Siria de forma clara o hay incertidumbres o especulaciones la reacción puede ir a más, pero no lo contemplamos, en principio", apunta Sánchez-Quiñones.

Pero, ¿qué ha pasado en otras ocasiones? ¿Cómo han reaccionado las Bolsas a los atentados? Los mercados han aprendido a superar reveses tan duros como los de los atentados.

En 2001, Wall Street sufrió tras los trágicos atentados del 11-S que asesinaron a cerca de 3,000 personas. El S&P 500 bajó un 12% en cinco sesiones, el peor saldo desde el crash de 1987.

En octubre de 2012 una bomba en un club de Bali mató a más de 200 personas. La Bolsa de Indonesia bajó 10%, pero se recuperó poco después y terminó el año al alza.

En marzo 2004, los ataques terroristas en trenes de Cercanías de Madrid asesinaron a más de 190 personas y dejaron a cientos de heridos. El Ibex cayó ese día un 2.2 por ciento.

En julio de 2005, el FTSE 100 británico cayó un 1.4% el día en que las bombas en el metro de Londres mataron a más de 50 personas.

El 10 octubre de este año un atentado en una marcha por la paz en Ankara segó la vida de 95 personas y dejó cientos de heridos. Era sábado, el lunes la Bolsa de Estambul terminó un 0.1% al alza.

La reacción de hoy dependerá de un cúmulo de factores, entre los que está que los principales índices están en niveles clave que les ha costado superar en los últimos rebotes alcistas.

fondos@eleconomista.com.mx