Tras el fuerte impacto generado en la operación de aeropuertos en México por la crisis sanitaria, se anticipa que en el segundo trimestre de este año los grupos aeroportuarios que cotizan en Bolsa habrán tenido una relevante recuperación, acercándose a niveles previos a la pandemia.

A nivel de tráfico de pasajeros, entre los meses de abril a junio pasados, se registró un ajuste del 14% manteniendo una base comparable con el 2019, por lo que la recuperación ha sido de un 86% respecto a la caída visto el año pasado.

En relación con los ingresos, se anticipa que el sector de grupos aeroportuarios que cotizan en Bolsa reportarán un monto total de 9,650 millones de pesos, esto representa una baja marginal de 0.3%, en promedio, en el periodo de comparación, explicó Brian Rodríguez, analista de Monex Casa de Bolsa.

En el flujo operativo EBITDA los resultados se están acercando a los niveles pre pandemia, impulsado por la eficiencia de costos, por lo que se estima una cantidad conjunta de 5,819 millones de pesos, equivalente a un ajuste del 11% y en utilidad neta reportarían un total de 2,784 millones de pesos o un retroceso de 19 por ciento.

“Prácticamente estaríamos esperando una recuperación bastante importante respecto a los niveles previos a la pandemia”, dijo el analista de Monex.

Agregó que Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP), que administra 12 terminales aéreas en el país, está registrando la recuperación más rápida del sector.

Tan solo en junio pasado registró una caída de 2.7% en el tráfico de pasajeros comparado con igual mes de 2019, lo que prácticamente ya lo ubica en niveles previos de pandemia.

En el caso del Grupo Aeroportuario del Sureste (ASUR), que opera nueve aeropuertos en México, el especialista de Monex prevé que sus ingresos se ubiquen en un -5% en comparación al segundo trimestre del 2019. Mientras muestra un avance significativo en el tráfico doméstico de pasajeros y a nivel general está a un 7% de igualar el mismo mes del 2019.

Por su parte, Grupo Aeroportuario del Centro Norte (OMA), aunque también está mostrando una mejoría, es la que registra una menor recuperación operativa frente a sus pares, estimando niveles de 85% en sus ingresos comparado con los resultados del segundo trimestre del 2019.

El especialista de Monex destacó que los tres operadores de terminales aéreas presentan una estructura financiera sana, con bajo nivel de endeudamiento. 

“Estamos observando una mejoría importante y con el periodo de vacaciones de verano se esperan que sean mayores las operaciones. Hacia el tercer trimestre, con la recuperación económica y tasas de empleo más atractivas permitirán que el tráfico de pasajeros se fortalezca. El reto está en recuperar el tráfico internacional”, dijo Brian Rodríguez.

Mientras que el equipo de análisis de Banorte estima que ASUR, que reportará sus resultados el 22 de julio, un aumento en ventas de 138.0%, a 4,206 millones de pesos para el segundo trimestre del año frente al mismo periodo del 2020.

El EBITDA de 2,254 millones de pesos frente a los 51 millones de pesos del segundo trimestre del año pasado.

GAP, que entregará su informe financiero el 28 de julio, presentará un incremento anual en ventas de 212.6%, ubicándose en 4,642 millones de pesos, y un EBITDA de 2,623 millones de pesos contra los 137 millones de pesos del segundo trimestre del 2020.

Finalmente para OMA, los estrategas de Banorte pronostican que sus ingresos totales asciendan a 2,081 millones de pesos, equivalente a un alza de 227.7% en el trimestre reportado al mercado y un EBITDA de 1,235 millones de pesos, muy por encima de los 25 millones reportados entre abril y junio de 2020. La emisora reportará el 27 de julio.

judith.santiago@eleconomista.mx