En lo que va del año, el precio de las acciones de Sare, que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), registró una minusvalía de 45.95  por ciento.

El precio de sus papeles cotiza por debajo de 10 centavos a 0.04 pesos por papel, monto que además se encuentra por debajo de su valor en libros.

De esa forma, el valor de capitalización de la desarrolladora registró una pérdida de 229.9 millones de pesos, para ubicarse en 272.4 millones de pesos hasta el cierre de la jornada bursátil de acuerdo con datos de Economática.

La semana pasada, Sare emitió sus resultados al primer trimestre del año reportando un flujo operativo (EBITDA) de 8 millones de pesos. Respecto a la utilidad correspondiente a la parte controladora reflejó 376 millones de pesos.

La viviendera explicó que con su nivel de deuda, amortizaron 51% desde el 2014 hasta el 31 de marzo de este año.

se capitaliza

En su reporte enviado a la BMV, Sare expuso que iniciaron un proceso de capitalización, donde mencionan que la totalidad de sus recursos será destinado por completo para acelerar el proceso de construcción, escrituración y comercialización en los 10 desarrollos con los que cuentan la compañía.

Además, mencionaron que pusieron en marcha un agresivo plan de reducción de gastos operativos, permitiendo que éstos representen 13.4% al 31 de marzo de este año, esto es, 2.9 puntos porcentuales menos que lo que se reportó en el mismo periodo del 2017.

Con relación a sus ingresos, Sare registró un alza de 11.1% a 86,004 millones de pesos. De manera desagregada, las ventas del segmento de interés social reflejaron una caída de 15.1% a 13,625 millones, desde 16,050 millones reportados al 31 de marzo del 2017. Mientras que el segmento medio residencial aumentó 6.6% a 99,629 millones de pesos.

“Anticipamos que la tracción con la que arrancamos el año impulsará un sólido desplazamiento de vivienda, importantes, crecimientos anuales y secuenciales, tanto en unidades como en ingresos, en seguimiento a la maduración de los proyectos de desarrollo”, dijo Guillermo Guzmán, director general de Sare, en su reporte.

[email protected]