Las acciones de Petrobras abrieron este lunes con una fuerte caída de 19% por temores a una injerencia oficial en la petrolera estatal, después de que el presidente Jair Bolsonaro designara el viernes por la noche a un general para presidirla.

Las acciones ordinarias y preferenciales de esta firma estatal de capital abierto cedían más de 19%, en una caída que arrastró al índice Ibovespa, de la Bolsa de Sao Paulo -la mayor plaza bursátil de América Latina-, que perdía más de un 5% en relación al cierre del viernes.

Los papeles de Petrobras ya se vieron muy golpeados el pasado viernes, después de que Bolsonaro, que llegó al poder prometiendo un programa económico liberal y varias privatizaciones, anunciara que habría "cambios" en la empresa y criticara el jueves varios incrementos sucesivos en el precio del combustible.

Tras la sesión del viernes, el mandatario anunció que designó a un general de reserva del Ejército, Joaquim Silva e Luna, para sustituir al frente de la compañía al actual presidente Roberto Castello Branco, nombrado hace dos años por el ministro de Economía, el liberal Paulo Guedes, un aliado de Bolsonaro clave para los mercados.

Esa decisión, que debe ser confirmada este martes por el consejo de administración de Petrobras, desató temores de que el mandatario intervenga en la política de precios de la compañía.

"Bolsonaro da señales de que va a intervenir, porque él está contra el sistema de reajuste de precios en los combustibles", declaró a la AFP el economista Alex Agostini, de Austin Rating.

"Sabemos que en el pasado, en el gobierno de Dilma Rousseff (2011-2016) se hizo eso y generó grandes pérdidas para la compañía, porque puso precios por debajo del precio de mercado", agregó.

Petrobras aumentó cuatro veces el precio de los combustibles en lo que va de 2021, con un alza acumulada de 34.78 por ciento.

Bolsonaro volvió a la carga durante el fin de semana: anunció más cambios en la petrolera estatal en los próximos días y dijo que "meterá el dedo en la energía eléctrica, que es otro problema".

Esta última declaración motivó que las acciones de Eletrobras, de cuya privatización se habla en Brasil desde hace tiempo, se desplomaran más de 7% poco después de la apertura de la Bolsa de Sao Paulo

Los temores de los inversionistas se vieron también reflejados en el mercado cambiario. El real brasileño se depreció este lunes en la apertura más de un 2.5 por ciento.