Las acciones del gigante inmobiliario chino Evergrande cayeron 10.5% al regresar el jueves a la Bolsa de Hong Kong tras una suspensión de casi tres semanas, ante informaciones del fracaso de la venta de su unidad de servicios de propiedades.

Las acciones de la empresa cayeron luego de que anunció el colapso del acuerdo para vender 50.1% de su unidad Evergrande Property Services Group, por un valor de 2,580 millones de dólares, anunció la compañía en un comunicado.

Evergrande dijo que continuaría tomando medidas para aliviar sus problemas de liquidez, y advirtió que "no hay garantías de que el grupo pueda cumplir sus obligaciones financieras".

La empresa con sede en Shenzhen ya incumplió el pago de varios bonos en dólares, y el sábado vence el período de gracia de 30 días de un bono offshore.

El grupo comenzó a cotizar en Hong Kong en 2009, al recaudar 9,000 millones de dólares en su oferta pública inicial, lo que la convirtió en la principal empresa inmobiliaria privada de China y su propietario, Xu Jiayin, en el hombre más rico del país.

kg