ACS ha dado un salto cualitativo en México al unificar los negocios que desarrolla en el país en una sola marca y elegir como máximo representante institucional a un primer espada mexicano.

El objetivo del grupo presidido por Florentino Pérez es dar una mayor identidad local a sus negocios en el país. Una de las posibilidades es que la nueva plataforma salga a Bolsa para financiar su crecimiento.

Todos los negocios de ACS en México se agruparán bajo la marca Avanzia a partir del próximo 1 de enero de 2015. Al frente del consejo de administración de la nueva filial española figura Francisco Gil Díaz, exministro en los gobiernos de Vicente Fox y, actualmente, presidente ejecutivo de Telefónica México.

La reorganización societaria, adelantada por ACS en México hace unas semanas, supondrá la creación de uno de los líderes del país en la construcción y mantenimiento de infraestructuras energéticas con una facturación anual de algo más de 1,800 millones de euros.

La pata energética es la principal fuente de ingresos, gracias al trabajo desempeñado por Cobra y Dragados Offshore. Estas dos compañías representan más del 70% de la actividad en el país. En total, la compañía ha reagrupado societariamente 14 empresas.

erp