Rostov del Don, Rusia.- El presidente ucraniano destituido Viktor Yanukovich afirmó este viernes que "no ha sido derrocado" y prometió "seguir luchando por el futuro de Ucrania", en una rueda de prensa en la ciudad de Rostov del Don, en el sur de Rusia.

En la ciudad de Rostov-on-Don, Yanukovich apareció vestido de traje y corbata y dijo a periodistas que fuerzas "pro-fascistas" lo habían forzado a dejar el poder y culpó de la crisis a Occidente por "permitir" que los manifestantes busquen su destitución.

Agregó la anarquía y el caos se habían desatado luego de un acuerdo que firmó con sus opositores el viernes pasado, que fue patrocinado por la Unión Europea y buscaba poner fin a tres meses de crisis. El ex mandatario huyó de Kiev ese mismo día.

Yanukovich declaró que se vio obligado a salir de Ucrania porque recibió amenazas que ponían en peligro su vida y estimó que ahora el poder está en manos de jóvenes "nacionalistas y neofascistas".

Con información de Reuters

mac