Buenos Aires. Uruguay dejó de ser el ejemplo exitoso de control de la pandemia del coronavirus y el último fin de semana se convirtió en el país que lidera los contagios a nivel mundial. Sin embargo, al igual que Chile, enfrenta la paradoja de ser al mismo tiempo uno de los que más avanzó en la campaña de vacunación.

Según la página Our World in Data, que sistematiza información oficial sobre la pandemia, Uruguay encabeza la lista con 837 casos nuevos por cada millón de habitantes, lo que supera el registro del resto de los países y confirma una tendencia que ya se venía acentuando desde hace dos meses.

El Ministerio de Salud reportó que hasta el momento hay 117,757 casos y 1,101 de fallecidos.

Tan solo durante la Semana Santa, que fue turística, quedaron sin vida 186 personas, cifra que supera el total registrado a lo largo de 2020, que fue de 174.

Hasta febrero, Uruguay seguía siendo uno de los países menos afectados en cuanto a número de contagios y muertes, lo que en parte se explicaba debido a su tamaño, ya que cuenta con apenas 3.5 millones de habitantes, de acuerdo con RT.

No obstante, las estadísticas comenzaron a crecer al resentir el impacto de la llegada de las variantes brasileñas, en especial la que surgió Manaos, que es más contagiosa y peligrosa.

Uno de cada cinco, vacunados

Con respecto a las vacunas, Uruguay ya inmunizó al 20% de su población, por lo que en América Latina solo es superado por Chile, que alcanza al 36 por ciento.

El presidente Luis Lacalle Pou se ha negado a emitir normas de confinamiento para evitar dañar la economía.