Tokio. El presidente Trump parece que contradice a su asesor de Seguridad Nacional en materia internacional sobre el caso particular de Corea del Norte. Al menos así lo manifestó en un tuit ayer por la mañana en donde mostró su indiferencia por la preocupación de John Bolton sobre las recientes pruebas de misiles que llevó a cabo Corea del Norte a principios de mes.

“Corea del Norte lanzó algunas pequeñas armas que perturbaron a algunos de mi equipo, pero no a mí. Tengo confianza en que el presidente Kim cumplirá su promesa”, escribió Trump el sábado.

Estando en Japón, Trump se mostró poco diplomático al escribir en un tuit que apreciaba lo que medios oficiales norcoreanos habían comentado sobre Joe Biden a quien llamaron “idiota con bajo coeficiente intelectual”. Biden, otrora vicepresidente de Barack Obama, es candidato a las elecciones internas de su partido.

Las palabras de Trump representan un agravio para el gobierno japonés, ya que los misiles de mediano alcance norcoreanos tienen la capacidad para llegar a Japón. Vipin Narang, profesor de Ciencias Políticas en el MIT, tuiteó: “Kim nunca prometió desarmar a su país de manera unilateral, y Trump está dando a entender que sí lo hizo”.

Los comentarios de Bolton se convirtieron en los primeros de una fuente oficial sobre la prueba de lanzamiento de misiles por parte del régimen de Kim, decisión que contraviene las resoluciones de la ONU. Las pruebas realizadas incluyeron misiles de corto alcance; uno de ellos voló 300 millas antes de caer al fondo del mar. La acción es una clara amenaza en contra de Corea del Sur. 

Los desacuerdos entre Trump y Bolton han crecido a últimas fechas. Entre ellos destacan las estrategias estadounidenses en Venezuela e Irán.