El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este viernes que no ha acordado revertir los aranceles sobre bienes chinos, aunque destacó que a Pekín le gustaría que lo hiciera.

Además, Trump sostuvo que le gustaría que el acuerdo se firme en Estados Unidos. El mandatario afirmó que un eventual acuerdo con China se firmará en Estados Unidos, después de que medios de comunicación mencionaran la posibilidad de un lugar más neutro, como Europa.

Será en nuestro país", "tal vez en Iowa", añadió Trump.

Funcionarios de ambos países dijeron el jueves que Estados Unidos y China habían acordado revertir los aranceles impuestos a los bienes provenientes del otro país en una "Fase 1" del acuerdo comercial en caso de que este se concretara.

Estas divisiones quedaron expuestas la mañana de este viernes, cuando Trump dijo a reporteros en la Casa Blanca que no ha acordado revertir los aranceles ya establecidos.

"A China le gustaría hacer algo así como una marcha atrás, no una revocación completa, porque saben que no lo haría", dijo Trump, que destacó que "no he acordado nada".

El mandatario sostuvo además que China desea alcanzar un trato más que lo que él quiere y agregó que los aranceles impuestos por Washington generan "miles de millones de dólares" para las arcas del país.

"Estoy muy feliz en estos momentos. Estamos ingresando miles de millones de dólares", aseguró Trump, que también reveló que el acuerdo comercial con China, si se concreta, se firmará en Estados Unidos.

"Podría ser en Iowa (...) o algún lugar como ese", dijo el republicano, en referencia a un estado agrícola que ha sido golpeado por la guerra arancelaria.

Expertos dentro y fuera del gobierno estadounidense advierten que la "Fase 1" del pacto comercial aún podría desmoronarse. Funcionarios de Washington dijeron que quedaba mucho por hacer cuando Trump anunció los bosquejos de un pacto provisorio el mes pasado y Pekín ha rechazado las demandas estadounidenses a realizar grandes compras agrícolas, entre otros temas.

erp