Sólo unos días después de alcanzar una tregua con China, Estados Unidos dirige ahora su ofensiva comercial contra Europa, al amenazar con aranceles de unos 4,000 millones de dólares como represalia por las 'ayudas' a su industria aeronáutica, y en especial a Airbus. Esta medida se produce en plena crisis de Boeing, y afectaría a productos como aceitunas, quesos, whisky y pasta.

La Oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos publicó una lista de productos adicionales —-que incluye aceitunas, queso italiano y whiskey escocés— que podrían enfrentar aranceles, además de los bienes valorados en 21,000 millones de dólares que fueron anunciados en abril.

El pasado mes de abril el presidente estadounidense, Donald Trump, confirmó la imposición de aranceles a la Unión Europea por valor de 11,000 millones de dólares, propuesta por la Oficina del Representante de Comercio de EU, debido a las ayudas públicas recibidas por la aeronáutica Airbus.

La decisión fue adoptada a propuesta de la Oficina del Representante de Comercio del país y en respuesta de las ayudas públicas recibidas por el fabricante aeronáutico Airbus durante años.

Los aranceles dan continuidad a una larga batalla que se inició en 2004, cuando Washington denunció las ayudas a Airbus ante la Organización Mundial de Comercio (OMC), "tras muchos años de intentar convencer sin éxito a la Unión Europea y a cuatro de sus miembros (España, Francia, Reino Unido y Alemania) de poner fin a los subsidios", dicen desde la oficina de Comercio.