Golfo de México.- La formación de cristales semejantes al hielo en una especie de caja de acero y concreto obligó el sábado a las cuadrillas de trabajadores a postergar un plan que usaría esa estructura para contener parte de la fuga de petróleo en el Golfo de México.

En tanto, un funcionario de la Guardia Costera dijo que varias manchas de alquitrán, al parecer procedentes de la fuga de petróleo, están llegando a una isla de Alabama.

El comisionado de la Guardia Costera, Adam Wine, dijo que aproximadamente media docena de manchas de alquitrán habían sido recolectadas el sábado por la tarde en la Isla Dauphin. Añadió que la sustancia debe ser analizada, pero las autoridades consideran que proviene de la fuga.

Esa isla se ubica en la entrada de la Bahía de Mobile, a unos cinco kilómetros (tres millas) de la costa continental.

Las noticias de que las manchas aceitosas llegaban a la isla surgieron mientras el jefe de operaciones en el lugar de la fuga, Doug Suttles, dijo que el problema no significa que todo el plan para colocar la caja encima del pozo petrolero haya fracasado. Sin embargo, reconoció que los intentos realizados el viernes por la noche no dieron resultado, y que las cuadrillas deberán analizar el problema.

Suttles dijo que la caja fue sacada del fondo del mar para resolver este nuevo percance. Los ejecutivos habían advertido que enfrentarían desafíos durante este intento sin precedentes por evitar que el crudo se siga fugando al mar.

Los trabajadores que habían bajado cuidadosamente el enorme contenedor sobre la fuga de crudo a casi 1,6 kilómetros de la superficie (una milla) tuvieron que subirlo y hacerlo a un lado. Ahora están tratando de desconectarlo mientras consideran otras soluciones.

Más de 757.000 litros (200.000 galones) de petróleo se han derramado diariamente en el Golfo desde que una plataforma de perforación estalló el 20 de abril, matando a 11 trabajadores. La colocación del contenedor, un método nunca intentado a tales profundidades, ha sido considerada la mayor esperanza para detener el flujo en poco tiempo.

``No diría todavía que ha fracasado'', señaló Suttles. ``Lo que diría es que lo que intentamos anoche no funcionó'', agregó.

La explosión fue causada por una burbuja de gas metano que escapó del pozo y subió por el pilar de la barrena, expandiéndose rápidamente a través de varios sellos y barreras antes de detonar, según entrevistas con trabajadores de la plataforma realizadas durante una investigación interna de BP.

El la profundidad del lecho marino, el metano está en una forma líquida y cristalina. Las perforaciones petroleras en la profundidad del mar encuentran frecuentemente concentraciones de cristales de metano mientras cavan en la tierra.

Al subir la burbuja por la columna de perforación desde los ambientes de alta presión en la profundidad, a aguas cercanas a la superficie y menos presurizadas, se expandió, atravesando varias barreras de seguridad, dijo Robert Bea, un profesor de ingeniería de la Universidad de California, campus Berkeley, experto en seguridad de oleoductos.

`` Una burbuja pequeña se convierte en una burbuja realmente grande'', explicó Bea.

apr